lee nuestra edición impresa

Noticias

De las minas de arcilla de Nacimiento a las manos nobles que dan vida a “Cerámicas don Elías”

Próximos a cumplir seis décadas, mantienen intacta una tradición que con tiempo ha ido incorporando nuevas líneas de producción.


 Por Prensa La Tribuna

Sin título

“Se dice que Nacimiento tiene una de las mejores materias primas de Chile porque tenemos la posibilidad de tener todos los climas muy definidos en cada estación del año” relata Judith Barra Garcés, contadora auditora e ingeniera comercial, quien actualmente dirige el negocio que su padre fundó hace unos 58 años, “Cerámicas don Elías”.

Emplazada entre cerros y con gran cantidad de vertientes que brotan de los ríos Vergara y Biobío, la comuna de Nacimiento concentra diversas minas de arcilla, de donde se extrae la materia prima, que da vida a un sinnúmero de productos tradicionales, como maceteros, jarrones, vasijas, ollas, platos y pocillos, pero además artículos en dos nuevas líneas de producción: greda enlozada y cerámica gres.

“Mi papa a los 17 años comenzó a trabajar en una fábrica de ladrillos y tejas. Al paso de los años conoció otro rubro -también asociado a la greda- con la producción de productos utilitarios, de jardinería, y de decoración” cita Judith, respecto de la empresa familiar creada por su padre, quien se transformó en un símbolo de su tierra natal. Incluso, en 2009, el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, lo distinguió como Primer Maestro Artesano del Biobío, siendo este el máximo reconocimiento que se entrega a los artesanos en nuestro país. “Mi papito, que nació  el 7 de diciembre del año 1934 nos dejó en septiembre del 2011 y al paso de los años su sello se mantiene en este negocio familiar que inició en la década del 50 junto a mi madre, (Brunilda Garcés)” manifestó en una de las salas del taller, que se ubica en la avenida Julio Hemelmann. Agregó que: “esta es una tradición cultural, que tiene muchos siglos y que comenzó a través del torno a pedal. Es una tradición que nosotros hemos mantenido hasta el día de hoy pero incorporando además otras líneas de producción”.   

ETAPAS DE UN PROCESO

Luego de la extracción comienza un proceso condicionado a las características de la arcilla, “la materia prima permanece en reposo en agua por algunos días, luego se muele en una máquina que, tras el proceso, permite moldear el producto (…) y es aquí donde viene toda la creatividad del artesano” manifiesta Judith, al agregar que también aportan lo suyo clientes que realizan sus propias creaciones para ser moldeadas en el taller.

“Aquí en Nacimiento hay minas de greda y sus características son especiales. Se dice que acá en Nacimiento tenemos una de las mejores gredas porque las cuatro estaciones están muy marcadas y eso nos permite tener un producto con características diversas, lo que se refleja en el color final del producto” describe respecto del negocio familiar, que lidera desde 2015, con el slogan “Conservando una tradición”.

Judith conoce las cualidades de la greda desde la infancia, al igual que las técnicas del torno, la cocción en hornos y el moldeado, y junto a un equipo de tres alfareros y la colaboración activa de su madre, Brunilda Garcés Benítez desarrolla las líneas de producción que venden al detalle o al por mayor. “En cualquier parte de Chile donde haya greda, el producto final siempre será distinto considerando las particularidades del suelo” explicó Judith, en el taller y sala de ventas, ubicado en avenida Julio Hemmelmann 1021. La fábrica muy pronto ofrecerá sus productos en las nuevas tiendas que abrirá CMPC en Concepción y Temuco, promoviendo de esta manera la tradición alfarera de Nacimiento en el país con un sello de identidad local.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes