lee nuestra edición impresa

Crónica Ciudadana

Polémica por terreno enfrenta a vecinos en Los Ángeles

A diario La Tribuna llegó la presidenta de la junta de vecinos de la villa Luis Orione para dar cuenta de una situación que no los deja vivir en paz.


 Por Nicolás Muñoz

cbbc0cac-a648-4429-bafd-a4becd2e9aed

Durante estas últimas semanas, se ha dado a conocer una problemática que mantiene a los vecinos de la villa Luis Orione, en su mayoría adultos mayores, viviendo una constante batalla por no perder terrenos de los cuales, según comentan, son dueños hace más de 40 años.

Al respecto, conversamos con Pamela González, presidenta de la junta de vecinos de la villa Luis Orione quien comentó que esta situación se origina al llegar los residentes de la villa Parque Norte de la constructora Galilea.

La historia comienza en “el año 75 cuando se compró un paño, por así decirlo, de terreno en el cual cruzaba un canal de regadío en forma diagonal. Como había que construir casas, en ese tiempo estaba la Cooperativa Habitacional quienes tuvieron que acudir a Canalistas en Concepción, porque acá no existía los Canalistas del Laja, y en Concepción se les propuso a mis vecinos, a la comitiva que fue en esos años, que corrieran el canal hacia el fondo de la propiedad”.

De esta forma el curso de agua no era intervenido por la construcción de las casas, “pero el canal seguiría quedando dentro del terreno comprado, por lo que, los vecinos con palas llevaron a cabo los requerimientos de los canalistas que consistían en dejar dos metros a cada lado del canal, para limpieza, y un metro de ancho para el paso del agua”.

“Pasaron 40 años sin problemas. Durante ese tiempo mis vecinos cerraron con muros el acceso al canal, ya que, todos tenían hijos pequeños. Sin embargo, el acuerdo, de palabra en ese tiempo, porque no se firmó ningún papel, era que el terreno seguía perteneciendo a los residentes de la villa Luis Orione”, expresó.

A los años después, “cuando llegó la gente de la villa Parque Norte, empezaron inmediatamente a contactarse con nosotros asegurando que querían limpiar, porque el canal no tenía mantención, ya que estaba a cargo de Canalistas del Laja. Y, en mi caso particular, yo les dije que lo hicieran, pero que no me quitaran la zarzamora”.

Una vez limpiado el lugar, “los residentes comenzaron a presionar por este pedazo de tierra a la Constructora Galilea. A raíz de esto, la inmobiliaria inscribió el canal como propiedad de ellos, entregando, posteriormente, un comodato por 10 años a los vecinos de la villa Parque Norte”.

Los residentes de la villa Luis Orione, al darse cuenta de la situación “irregular”, se dirigieron a hablar con la municipalidad de Los Ángeles. “En la municipalidad nos contestaron que se les pasó, que estaban con tanto trabajo que simplemente se les pasó y que se le iba hacer un sumario al funcionario que había firmado el plano, pero resulta que el plano quedó inscrito tal cual, con el canal a favor de ellos”, aseguró la presidenta de la junta de vecinos.

Por su parte, los residentes de la villa Parque Norte, “botaron sus panderetas y se tomaron hasta el muro de mis vecinos, instalando panderetas nuevas. Sin ir más lejos rompieron huertas, botaron árboles y, en mi caso, me botaron dos veces la pandereta hace dos años, por lo que tuve que colocar cámaras”.

“Hace dos semanas que empezaron a trabajar por calle Esmeralda, metieron la retroexcavadora y ese terreno también es nuestro. Según lo que nos contó el tipo de la retroexcavadora 15 personas del otro lado lo contrataron y que él tiene un permiso municipal para trabajar que no sé de dónde lo sacaron”, añadió.

Actualmente, “estamos entablando un juicio en contra de la Galilea y en contra de los vecinos. En este momento estamos esperando que la corte resuelva un recurso de amparo, pero, lamentablemente, de aquí a que aparezca, considerando los 10 días hábiles y que, ya en dos días levantaron cuatro panderetas”.

Por último, Pamela González expresó “la pregunta aquí es ¿quién protege al adulto mayor?, porque no me cabe duda que si hubiese sido gente más joven que hubiese podido pelear cómo lo están haciendo ellos sería distinta la historia. Mis vecinos son todos de la tercera edad y ya dos han tenido preinfarto con todas las peleas que han tenido con la gente de atrás”.

Diario La Tribuna, se contactó con el área de Comunicaciones de la municipalidad de Los Ángeles, pero hasta el cierre de la  edición no hubo ningún pronunciamiento.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
etiquetas
Denuncia ciudadanaLos Ángeles

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes