lee nuestra edición impresa

Educación

Realizan positivo balance tras rendición de la Prueba de Transición Universitaria

A partir del 11 de enero del 2022 los jóvenes podrán conocer sus resultados y postular a las 45 universidades adscritas al Sistema de Acceso.


 Por Camila Celis

psu-1

Tras la rendición de la prueba de Historia y Ciencias Sociales este viernes, el Ministerio de Educación y el DEMRE de la Universidad de Chile entregaron un positivo balance de la segunda versión de la Prueba de Transición, para la que se inscribieron más de 275 mil postulantes, los que fueron separados en dos grupos con el fin de garantizar su seguridad sanitaria.

“Con gran satisfacción podemos afirmar que este complejo proceso se llevó a cabo en completa normalidad, durante cuatro días, en los cerca de 700 locales de rendición a lo largo de todo el país, con una asistencia preliminar similar a la del proceso anterior”, afirmó el subsecretario de Educación Superior, Juan Eduardo Vargas, quien destacó el comportamiento de los postulantes, “pues en todo momento estuvieron preocupados de seguir al pie de la letra las recomendaciones del protocolo sanitario dispuesto para esta ocasión”.

El desarrollo de esta prueba se realizó en coordinación con el Ministerio de Salud, la Subsecretaría del Interior, Carabineros de Chile y el Departamento de Evaluación, Medición y Registro Educacional (DEMRE), e incluyó un despliegue nacional de más de 30 mil colaboradores. En esta oportunidad, más de 4 mil postulantes en situación de discapacidad o con necesidades educativas especiales tuvieron la posibilidad de rendir las pruebas con ajustes y adecuaciones, así como también, más de 2 mil postulantes rindieron las pruebas en el SENAME y en centros penitenciarios.

Cabe recordar que desde que la Subsecretaría de Educación Superior se hizo cargo del proceso de admisión a las universidades, numerosos han sido los cambios realizados, dentro de los que destaca el reemplazo de la PSU por la Prueba de Transición; la disminución del requisito de ponderación mínima obligatoria de la prueba a un 30%; la habilitación del 10% de mejor rendimiento académico de su establecimiento para poder postular a las universidades, independientemente del puntaje obtenido en la prueba, y el aumento del porcentaje permitido para otras vías de admisión, que no exigen necesariamente la obtención de determinados puntajes, entre otras medidas.

A estos cambios se suma la nueva aplicación de invierno que viene a bajar la presión sobre los egresados de cuarto medio pues, tal como indica el subsecretario, “si por algún motivo no obtienen el resultado esperado en esta Prueba de Transición, tendrán la posibilidad de mejorarlos en la nueva PDT de invierno, que se rendirá la primera semana de julio de 2022, y que les permitirá, por primera vez, la posibilidad de inscribir y rendir la o las pruebas de su interés”.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes