lee nuestra edición impresa

Destacados

Anwar Farrán: “La alcaldía de Cabrero es una opción real”

Aunque no fue electo diputado, pese a ser la cuarta mayoría, el periodista ya vislumbra los próximos desafíos en materia política.


 Por Juvenal Rivera

11, Anwar Farrán, candidato

Las historias en política no la escriben solo quienes tienen el beneplácito de los votantes. A veces se gana una elección pero se termina perdiendo peso e influencia en las decisiones o, en su defecto, se puede sufrir una derrota pero acabar siendo el gran vencedor, no por lo que suceda en lo inmediato sino por lo que se viene a futuro. Ejemplos hay muchos.

El segundo caso es el del periodista Anwar Farrán que postuló como independiente en un cupo del Partido Liberal (PL) para la diputación por el distrito 21, que agrupa a 21 comunas de las provincias de Biobío y Arauco, además de Lota.

Aunque remató como la cuarta mayoría en los comicios para ocupar uno de los cinco escaños a la Cámara Baja (10.558 votos), finalmente no fue elegido. Por los enrevesados vericuetos del sistema D’hont, otros dos postulantes que sacaron menos votación que Farrán serán flamantes diputados en ejercicio por esta zona electoral desde marzo en adelante.

Sin embargo, pese a no tener el cupo, su buen resultado electoral lo deja en muy bien pie para una nueva aventura política. Y las opciones son dos: o insistir por la Cámara Baja o apuntar a la alcaldía de Cabrero, comuna de la cual es oriundo y en la que sacó 5 mil 165 sufragios, muchísimo más que cualquier otro de los 31 candidatos a la diputación. 

Además, el actual jefe comunal, Mario Gierke, está imposibilitado de repostularse debido a la ley que limita la cantidad de veces que se puede presentarse al mismo cargo de elección popular.

“No llegamos al Congreso pero no lo tomamos como una derrota”, señala Anwar Farrán en el programa Tribuna para Todos de radio San Cristóbal (97.5 FM). “Fue como el palo de Pinilla”, reseña a raíz de aquel balonazo que atacante nacional que pudo haber cambiado la historia en el partido mundialista entre las selecciones de Chile y Brasil.

De acuerdo a sus previsiones, “obtuvimos la votación que planeamos” pero lamentó que “los compañeros de nuestra lista no hicieron la pega. Ellos tenían mucho más experiencia y mucho más recursos que nosotros. Debo haber gastado un 8% o un 9% de lo que gastaron candidatos de nuestra lista pero no obtuvieron la votación que se esperaba”.

“Con las votaciones que saqué, cualquier candidato en nuestra posición habría sido electo. Quedamos tocados esa noche. La gente no entendía mucho porqué, con 11 mil votos, había quedado afuera. No te voy a decir que quedé contento pero sí satisfecho. Si quise participar no fue para tener una victoria moral sino que efectivamente para llegar al Parlamento”, acota.

A su juicio, también hubo otros factores como que faltó tiempo: “Fueron 80 días de campaña. Si hubiese tenido más tiempo, quizás podría haber llegado a otros lugares en un distrito tan grande como es el 21”. “Fue una candidatura humilde donde prácticamente no se le pagó a nadie. Con una o dos semanas más, podríamos haber hecho algo más porque donde alcanzamos a hacer campaña, nos fue bien”, señala, apuntando a las primeras mayorías obtenidas en Cabrero, Yumbel, Tucapel, San Rosendo y Laja.

A lo anterior se suma que “como fui candidato independiente, no me colgué de Yasna Provoste ni de nadie. No tuve fotos con senadores, candidatos a consejeros regionales o a diputados”.

Asimismo, fustiga la manera en que se trabajó en la lista del Nuevo Pacto Social (de los partidos de la ex Concertación para el Partido Liberal) que, a su juicio, pudo haber conseguido los dos cupos si hacía esfuerzos por mantener su votación histórica.

FACTOR CABRERO

La mitad de los votos de Farrán los obtuvo en Cabrero. Sus más de cinco mil sufragios están ligeramente por debajo de los que obtuvo el actual jefe comunal cabrerino, Mario Gierke. La diferencia es que el alcalde tuvo a otros dos rivales en frente mientras que en el caso de Farrán eran 31, lo que aumenta de manera exponencial la dispersión de votos.

Según sus palabras, “tenemos un capital (electoral) importante. Hay dos opciones. Una es vivir lamentándose y otra es seguir trabajando. Yo creo que hay que seguir trabajando. A lo mejor, en una segunda aventura electoral, podemos llegar en una posición más cómoda”.

Cuando se le consulta –específicamente- por la jefatura de Cabrero, no esquiva el punto: “Es una opción real. Uno no se puede desentender de los números. Tuvimos casi un 58% de votación en Cabrero que es altísimo. Tampoco es que me maté haciendo campaña ahí, hice mucho puerta a puerta pero también los expandimos a otros lugares”.

Profundiza en el punto afirmando que “la alcaldía es una opción cierta y que vamos a analizar porque el respaldo que obtuvimos ahí fue muy importante”.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
etiquetas
Anwar FarránCabrerocandidato a diputadocandidatura a alcaldeLajatucapel

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes