lee nuestra edición impresa

Noticias

Biobío: Suman 18 los detenidos por receptación y flagrancia en lo que va del año

El subprefecto de la PDI Mauricio Arancibia, jefe de la Brigada de Investigación Criminal de Los Ángeles, explicó que quienes han sido víctimas de este delito pueden dar cuenta a la PDI, y en algunos casos recuperar las especies robadas.


 Por Camila Celis

PDI-Policia-de-Investigaciones (3)

El delito de receptación se define como un ilícito contra la propiedad, y lo comete quien tiene en su poder cosas hurtadas o robadas. Se trata de uno de los delitos frecuentes a nivel provincial.

De manera habitual, el receptador, conocido como reducidor, compra cosas que sabe o sospecha que tienen procedencia de un ilícito penal, por ejemplo, producto de un robo.

Estos artículos los adquiere pagando un precio vil y desproporcionado (muy bajo) respecto del valor real de la mercadería.

Según explicó el subprefecto de la PDI Mauricio Arancibia, jefe de la Brigada de Investigación Criminal de Los Ángeles, “en palabras simples es cuando una persona tiene en su poder, compra, vende o comercializa cosas robadas. La ley señala que esto tiene pena de cárcel y las penas pueden ser desde 50 hasta 61 días”.

Adquirir o vender un bien que ha sido robado se considera un delito y su castigo depende del valor del activo, es decir, si alguien adquirió un objeto robado por un valor inferior o igual a los 950 dólares, se considera delito menor.

En relación a las víctimas, el subprefecto explicó que “si la persona logra ver que en redes sociales o en algún lugar están comercializando sus especies pueden acercarse a la PDI y decirlo. En ese momento nosotros damos cuenta a la fscalía y podemos recuperar esas especies”.

A nivel provincial, en 2021 cinco personas han recibido orden de detención por delito de receptación y 13 por flagrancia, alcanzando un total de 18 detenidos.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes