lee nuestra edición impresa

Medio Ambiente

CNR fomenta buenas prácticas que contribuyen a no contaminar aguas de riego

La actividad a la que asistieron agricultores, vecinos y estudiantes se enmarca en el programa “Transferencia Gestión de Calidad de Aguas Asociación de Canalistas del Laja”.


 Por Jorge Guzmán B.

Actividad CNR 1
La parcela demostrativa permitió a los asistentes ver contenidos como el impacto en la calidad del agua de riego provocado por actividades realizadas en predios en pastoreo o corrales ubicados próximos a canales y esteros.

Un día de campo para ver el funcionamiento de un abrevadero solar, que evita la entrada de animales y escurrimiento de estiércol en los canales de regadío, organizó la Comisión Nacional de Riego (CNR) en una lechería ubicada en el fundo San José de Quilque, en la comuna de Los Ángeles, a la que asistieron agricultoras, agricultores, vecinos y estudiantes de enseñanza básica. 

La actividad se enmarca en el programa de la CNR denominado “Transferencia para la Gestión de Calidad de Agua Asociación Canalistas del Laja”, que ejecuta la Universidad Católica de la Santísima Concepción (UCSC) y cuyo objetivo es “Fortalecer a la Asociación de Canalistas del Laja (ACL) para mejorar la competitividad del territorio mediante el uso eficiente y sustentable del recurso hídrico. 

La parcela demostrativa permitió a los asistentes ver contenidos como el impacto en la calidad del agua de riego provocado por actividades realizadas en predios en pastoreo o corrales ubicados próximos a canales y esteros. Además, a los asistentes se les explicó la importancia de cuidar el canal, proteger el cauce y respetar la servidumbre del acueducto, así como también evitar la entrada de animales y escurrimiento de estiércol en el canal y se enfatizó en los beneficios para la producción y el bienestar animal que da el consumo de agua en bebederos frente al consumo de agua en el suelo. 

“Tan importante como administrar el recurso hídrico es velar por la calidad de éste, por esta razón felicitamos a los regantes del Laja que están participando activamente en este programa, el cual les permitirá incorporar buenas prácticas de riego y desarrollo productivo sustentable, y crear habilidades y capacidades en regantes y actores territoriales relevantes”, señaló Claudio Venegas, representante de la oficina Zonal Biobío-Ñuble de la CNR y encargado del Programa de Pequeña Agricultura. 

En tanto, el seremi de Agricultura, Francisco Lagos, señaló que “nos alegra que la Asociación de Canalistas del Laja se haya interesado en la gestión de la calidad del agua, ya que se suma al trabajo que por años viene haciendo la Asociación de Canalistas del canal Biobío Negrete, lo que nos habla de la importancia que regantes de nuestra región le están dando a la calidad del agua para riego, lo que sin duda le dará valor agregado a todo lo cultivado en el territorio”. 

La parcela demostrativa permitió conocer alternativas de aplicación de energía solar fotovoltaica para impulsión de agua y luminaria exterior y en dependencias. Se explicó el tratamiento de purines y aguas de lavado de la lechería, mediante la construcción de un pozo filtrante. 

De igual manera, los asistentes observaron el revestimiento del piso de la lechería para facilitar la limpieza o retirada de estiércol, analizaron los costos de la tecnología y fases de implementación, proveedores, vida útil y mantención, en tanto, se dieron a conocer los instrumentos de fomento que permiten financiar la tecnología y oportunidades de postulación. 

La ejecución del programa que se extenderá hasta julio de 2022 está a cargo del Centro Regional de Estudios Ambientales de la Universidad Católica de la Santísima Concepción (CREA – UCSC) y los beneficiarios son los miembros de la Asociación de Canalistas del Laja Sur (ACL), que según registros de la organización alcanzan a 1.870 usuarios. La zona de influencia del programa es el área regada por la ACL, la que alcanza 55.000 hectáreas en las comunas de Los Ángeles (94%), Quilleco (4,5%) y Laja (1,5%) en la Provincia del Biobío, Región del Biobío. 

Andrés Arriagada es sociólogo y es el jefe del programa que está ejecutando el CREA -UCSC e indicó que “desde el levantamiento de las restricciones sanitarias, el programa se ha concentrado en llevar a cabo distintas actividades de transferencia y capacitación, desarrollando acciones orientadas a funcionarios de la Asociación de Canalistas del Laja; Juntas de Vecinos urbanas y rurales del Territorio; y docentes de establecimientos educacionales de las comunas de Quilleco, Laja y Los Ángeles. Además, se está iniciando un proceso de acompañamiento a los concejos municipales de estas tres comunas, con el objetivo de integrar algunas herramientas de fiscalización de la contaminación en los canales de riego en las ordenanzas medioambientales vigentes”. 

Arriagada agregó que “el día de campo se enmarca en una serie de acciones de difusión que pretenden ofrecer alternativas tecnológicas de bajo costo que vengan a solucionar, a nivel predial, algunos de los principales problemas de contaminación identificados”.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
etiquetas
asociación de canalistas biobio negreteasociacion de canalistas del lajacnrcomision nacional de riego

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes