lee nuestra edición impresa

Ambiental

Bosques nativos podrían desaparecer debido a falta de estrategias públicas

Disminución de lluvias y aumento de temperaturas generado por el cambio climático está cambiando incluso las condiciones genéticas de la vegetación autóctona de Chile.


 Por Jorge Guzmán B.

foto egei 4
La estrategia ambiental de Chile sigue concentrándose en bajar las emisiones de CO2, en lugar de enfocarse también en la captación de este gas contaminante en el país.

Falta de mecanismos para medir las emisiones de gases de efecto invernadero y ausencia de políticas relacionadas a la industria forestal que permitan bajar los índices de material contaminante pone en riesgo la vegetación nativa de Chile según dirigentes ambientalistas y del sector forestal.  

La dirigente del Consejo Ecológico de Los Ángeles, Mónica Ehrenfeld, dijo que “hoy estamos viviendo la extinción de la araucaria y es más, hemos logrado cambiar nuestro ecosistema en menos de 200 años”. 

Un ejemplo de lo anterior lo grafica con el cambio que han vivido los bosques nativos del sur de Chile: “nuestro bosque nativo es templado, y en el caso de los bosques del sur, se desarrollan en climas lluviosos, razón por la cual no había que regar en Valdivia, pero hoy sí se está haciendo”, dijo la vocera.

FALTA DE MONITOREO DE EMISIONES CONTAMINANTES 

Ehrenfeld explicó a diario La Tribuna que “nosotros como Consejo Ecológico comunal hemos hecho seminarios sobre los efectos negativos de la emisión de gases de efecto invernadero, que además no se miden en Chile”. Lo anterior significa que no se conoce, a nivel nacional, cuántos de estos elementos tóxicos son producidos en nuestro país, ni que tanto afectan en el ecosistema chileno.

Sin embargo, señaló que “los pinos araucaria se están muriendo y los pinos más pequeños están creciendo con daños que vienen desde su genética, por las mismas malas condiciones bajo las cuales deben desarrollarse”. 

Respecto al estudio, la dirigente ambiental angelina explicó que “la Universidad de Chile pertenece a la Red Internacional del Cambio Climático de la ONU y a nivel de Latinoamérica es una entidad muy respetada en materia ambiental”. 

Por lo mismo, Ehrenfeld cree que “debería haber estaciones de monitoreo de emisión de gases para conocer el estado de esto a nivel nacional”. También considera que las decisiones relacionadas al cuidado del medioambiente o que podrían afectar las condiciones climáticas no han sido las adecuadas en el último tiempo, especialmente en la comuna de Los Ángeles: “en nuestra ciudad estamos talando árboles mientras que en otras ciudades se cuida y mantiene la vegetación”.

AUMENTO DE HECTÁREAS FORESTALES 

El jefe provincial de la Corporación Nacional Forestal de Biobío, Miguel Muñoz, explicó que “mientras más plantaciones de cultivo haya, mayor captación de carbono habrá, porque la madera es carbono”.

Muñoz explicó que, de hecho, “muchos proyectos forestales e industriales van de la mano con estudios medioambientales, por eso estamos haciendo cosas con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO) para medir de manera permanente el bosque chileno”. 

Según el vocero de Conaf Biobío, los resultados de dichos estudios corroboran que “el agua ha disminuido y las temperaturas son mayores al día de hoy y con esos niveles de radiación los bosques podrían verse afectados en el futuro”. 

SECTOR CONSIDERA QUE MEDIDAS SON INSUFICIENTES

El presidente de la Sociedad Nacional Forestal de Chile, Emilio Uribe, explicó a La Tribuna que “Chile emite alrededor de 120 millones de toneladas de CO2 anualmente, del cual aproximadamente el 50 por ciento es capturado por el crecimiento de los bosques y si bien las medidas nacionales para su reducción nos parecen muy bien, también creemos que son incompletas”. 

Lo anterior porque según Uribe, “la estrategia climática chilena apunta tan solo a reducir sus emisiones de carbono al 2050, pero no propone acciones más efectivas para la captura o secuestro de carbono”. 

Producto de lo mismo, el vocero de la SNF dijo que “como Sociedad Nacional Forestal y profesionales del sector pymes silvoagropecuarias, manifestamos nuestro fuerte compromiso respecto de la carbono neutralidad, donde este sector está llamado a constituir un aporte clave al logro de las metas comprometidas a nivel de país para el año 2050, por la vía de las soluciones basadas en la naturaleza, captura de carbono y la reducción de emisiones”. 

Lo anterior se desarrollaría, según Emilio Uribe: “impulsando la construcción en madera, considerando que un metro cuadrado de madera mantiene 0,9 toneladas de CO2 y reemplaza un metro cuadrado de hormigón, que emite una tonelada de CO2; forestando, restaurando y manejando los bosques, considerando que una hectárea de bosques captura entre cinco y 60 toneladas de CO2 por hectárea al año, según su tasa de crecimiento y a través de sustitución de materiales altamente contaminantes o demandantes de energía en su producción por productos derivados de la fibra vegetal”.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
etiquetas
Bosque NativoBosques Nativosbosques nativos chileCalentamiento Globalcalentamiento global chilecambio climatico onuconafconsejo ecologicoEfecto InvernaderoONUonu cambio climaticosnf

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes