lee nuestra edición impresa

Noticias

Provincia de Biobío: Cinco casos de rabia y ocho a hidatidosis en lo que va del año

Por lo mismo, la Seremi de Salud entregó un balance de las principales enfermedades zoonóticas o de transmisión por humanos este 2021.


 Por Patricio Gallegos

WhatsApp Image 2021-11-03 at 10.04.36

En el Día Internacional del concepto “One Health” o “Una Sola Salud”, que establece que la salud no solo debe ser vista desde su implicancia en los seres humanos, sino también desde la sanidad animal y ambiental, la Delegación Provincial de la Seremi de Salud Biobío entregó un balance de las principales enfermedades transmitidas por animales, en este año en la provincia de Biobío.

El delegado provincial de Salud, Cristóbal Vidal, señaló que “desde la Autoridad Sanitaria, esta mirada de una salud integral entre el ser humano, el mundo animal y el medioambiente, cobra principal relevancia, dado que es el trabajo en el que se centran distintas unidades y profesionales de la Delegación Provincial de Seremi, principalmente la Unidad de Zoonosis y control de Vectores, además de las unidades de Epidemiología, Gestión Ambiental y Saneamiento Básico, entre otras.”

En ese sentido, explicó Vidal, “queremos informar a la comunidad, respecto a las principales enfermedades de origen zoonótico, es decir transmitidas por animales a humanos, que se han registrado este 2021 en nuestra zona, comenzando con una de las más conocidas y que involucra a cabalidad la perspectiva de Una Sola Salud, el virus hanta, que se produce por la irrupción de las personas en los ambientes silvestres, los cuales son hábitat del vector, que es el conocido ratón colilargo. Sobre esta patología, hasta el momento tenemos un caso en la provincia de Biobío, de un hombre de 53 años, de la comuna Laja, quien tras contraer la enfermedad, fue derivado primero al Complejo Asistencial Dr. Víctor Ríos Ruiz y posteriormente al Guillermo Gran Benavente, pero que lamentablemente falleció en el Hospital regional, siendo el único caso hasta ahora en nuestra zona”.

La Autoridad Sanitaria agregó que “otra enfermedad muy reconocida, de la cual existe una amplia vigilancia dada su letalidad casi del 100% en humanos, es la rabia. Sobre esta, nuestra Unidad de Zoonosis, trabaja varias aristas, por un lado, desde el punto de vista del Sistema de Registro de Animales Mordedores, de manera indirecta; pero por otro lado recibiendo muestras de animales, murciélagos principalmente, pero también perros y gatos sospechosos, para ser enviadas al Instituto de Salud Pública para su análisis. En el caso de salir positiva la muestra, en el foco y perifoco respecto al lugar del hallazgo de muestra, se vacuna a los perros y gatos del sector, además de efectuar educación sanitaria”.

En la misma línea, el matrón de profesión manifestó que “este trabajo de vigilancia determinó que este año hasta la fecha, se han enviado 61 muestras, 60 de quirópteros y 1 canino, con 5 casos confirmados de rabia, todos en murciélago, lo que da una positividad de un 8,2%. El año pasado, de 41 muestras enviadas, 40 de quirópteros y 1 felino, resultaron 3 positivas, todas en murciélago, con una positividad de 7,3%”.

Respecto a hidatidosis, el delegado provincial expresó que “esta patología de tipo parasitaria se manifiesta a través de quistes hidatídicos en órganos claves como hígado y pulmón entre otros, los cuales tardan años en ser detectados, por lo que cobra importancia la prevención de esta enfermedad, ante lo cual como Seremi de Salud lo hemos abordado con un completo programa implementado hace años, en las dos comunas con mayor prevalencia, Alto Biobío y Santa Bárbara, con una intervención en los perros, suministrándole antiparasitario vía oral, además de instalarles un microchip y la realización de educación sanitaria a sus dueños. Este año llevamos ochos casos de hidatidosis en personas en nuestra zona.”

“Finalmente, entre otras patologías transmitidas por animales al ser humano, este año como provincia de Biobío registramos un caso de leptospirosis, enfermedad bacteriana que se produce principalmente por contacto con orinas de animal infectado, muchas veces en lugares de poca circulación de fuentes de agua; así como también un caso de cistercosis, infección parasitaria que se produce por consumo de agua o alimentos con presencia de huevos de la tenia o gusano, o incluso contacto con feca contaminada”, puntualizó Vidal.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
etiquetas
La TribunaLos ÁngelesProvincia de Biobío

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes