lee nuestra edición impresa

Crónica Ciudadana

Más de 250 comerciantes ambulantes de Los Ángeles no obtuvieron permiso para trabajar el 1 de noviembre

Vocera de una parte de los afectados indicó que, a pesar de las diversas reuniones realizadas con la autoridad local, no se logró llegar a buen puerto, por lo que más de 250 vendedores se verán impedidos de trabajar este año


 Por Cristian Salazar

CEMENTERIO CATOLICO 2019 (5)

Trabajadores ambulantes de Los Ángeles lamentaron que el municipio local no accediera a entregar permisos para poder trabajar este 1 de noviembre en la periferia de los cementerios de la comuna, a pesar de que la condición actual de fase 4 permite este tipo de actividades con un aforo establecido y las medidas sanitarias correspondientes, como ocurrirá en otras comunas de la provincia como Mulchén y Santa Bárbara.

Irene Salamanca, comerciante ambulante de Los Ángeles y vocera de parte de los comerciantes que año a año trabajaban en las afueras de los cementerios en la capital provincial, se refirió a esta determinación por parte del municipio local de no otorgar los permisos correspondientes para poder realizar la venta de sus productos este año.

En este caso, comentó que “yo soy una comerciante ambulante que siempre en estas fechas busco las alternativas para poder trabajar, en vista y en consecuencia de que el año pasado no se pudo por el tema de pandemia, por lo que ahora fuimos a hablar con el alcalde para ver si es que nos daba esta opción, ya que se entiende que ahora estamos en fase 4 y no hay restricciones prácticamente en las ferias, lo mismo que en el mall; no hay restricciones en ninguna parte, por eso nosotros nos acercamos al municipio para ver la alternativa de poder trabajar”.

La comerciante también indicó que la determinación de buscar una alternativa para poder trabajar este Día de Todos los Santos se fundamentó en la realidad de otras comunas de la provincia y la zona, las cuales sí entregaron permisos a los comerciantes para poder desempeñar sus labores ese día: “Según tenemos entendido, y siempre se corre la voz entre comerciantes, en comunas como Angol entregaron permisos para trabajar, en Santa Bárbara y en Mulchén también, entonces acá no hay opción para el comercio en general, como los que van a vender ropa o cosas de temporada”.

REUNIONES SIN ÉXITO

Irene Salamanca entregó detalles del intento que hicieron por impulsar la posibilidad de generar recursos en esta importante fecha al reunirse con el municipio: “nosotros hablamos con el alcalde, y no dio permiso ni autorización para poder trabajar al comercio en general; solamente las floristas van a poder trabajar, nadie más. En el caso de nosotros, trabajamos hace bastantes años en el cementerio, y entre las personas que trabajamos hay algunas que vienen de Chillán y otras comunas a Los Ángeles, por lo que en nuestra zona debemos ser alrededor de 200 o 250 personas las que pertenecemos acá.

Agregó que “en años anteriores amanecíamos en la municipalidad para poder conseguir un permiso para trabajar, y se logró que los permisos fueran empadronados, por lo que ya no se hacían esas filas, no teníamos que amanecer para lograr un puesto, pero en este tiempo, por el tema de la pandemia, eso quedó a la deriva un poco y es un tema complejo porque el comerciante vive de lo que genera en el día y de lo que hace”, puntualizó.

Frente a esta situación, la vocera de una parte de los comerciantes lamentó esta determinación de no poder contar con un permiso este año. Indicó que “pensamos que como estábamos en fase 4, ya estábamos bien e íbamos a poder trabajar para el primero de noviembre, pero no se dio así”.

Por último, lamentó esta decisión que afectará a gran parte de los comerciantes ambulantes de la comuna: “De hecho, esto afecta a mucha gente, a varios comerciantes, porque recordemos que nosotros vivimos de lo que hacemos; no tenemos sueldo fijo y por eso nos esforzamos en cada fecha importante, por ejemplo, vamos a San Carlos, a Yumbel, a Santa Bárbara, y nos movilizamos de esa forma para paliar un poco el tiempo de invierno, que es más sacrificado para el comerciante. Entonces, en el verano, en estas fiestas, las aprovechamos para trabajar, y si no es posible, no podemos hacer nada más. Se buscaron todas las instancias por todos lados, y es lamentable que no se haya podido lograr algo más y se haya dejado a la gente sin poder trabajar”.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
etiquetas
1 noviembreLos Ángelespermisos para trabajar

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes