lee nuestra edición impresa

Mentes brillantes

María Yeber: “Piensan que la ciencia es difícil y en realidad solo es perseverancia”

La investigadora de la UCSC relató distintos aspectos de la ciencia y motivó a otras mujeres a ser tenaces y no tener miedo a incorporarse a las carreras STEM.


 Por Camila Celis

MC

En una nueva edición de Mentes Brillantes: Mujeres de Ciencia del Biobío, María Cristina Yeber, doctora en Ciencias Ambientales de la UdeC y académica de la Facultad de Ciencias de la UCSC, contó sobre su trayectoria como científica y su área de investigación.

Respecto a sus inicios en la ciencia, Yeber relató que “mis clases de química en el colegio fueron muy motivadoras y por eso quise entrar a estudiar licenciatura en química. Después continúe con mis estudios, me fui a Alemania algunos años, hice pasantías en Finlandia y Brasil, y continúe trabajando en investigación. Finalmente me incorporé en la UCSC como académica, y además soy directora ejecutiva del proyecto Ciencia 2030, que es un consorcio con seis universidades desde Talca a Magallanes con apoyo de Corfo. Lo que hacemos es motivar a los estudiantes a que puedan hacer innovación y emprendimiento con la ciencia”.

Sus investigaciones se enfocan en la contaminación de las aguas residuales y en buscar una técnica para evitar que los seres humanos consuman agua con toxinas. “En mis estudios, principalmente de doctorado, me interesó el tema de la contaminación ambiental, principalmente aguas contaminadas que usan las industrias para los procesos de agua dulce y después son devueltas al medio sin tratamiento, y nosotros las volvemos a consumir en agua potable. Mi preocupación es buscar alternativas de tecnologías que permitan descontaminar el agua después de ser usada y ser devuelta al medio libre de todo contaminante, para que el ser humano no la vuelva a consumir”.

Agregó que “mis años de investigación fueron en tratamiento de aguas residuales, con hartos contenidos de compuestos tóxicos que no se degradan en el ambiente, entonces la motivación por determinar por qué estos compuestos no se degradaban me llevó a buscar cómo degradarlos química y biológicamente, y ahí apareció mi área de investigación. Trabajamos con un equipo hace 10 años en este tipo de proceso de descontaminar agua. El trabajo que nosotras realizamos no se ha hecho en otras partes del mundo, donde fue aceptada la patente. No se encontró algo similar y puede ayudar a mejorar las condiciones ambientales. Es muy enriquecedor y confortable”.

En relación a la brecha de género que existe en el área científica en Chile, la profesional expresó que “uno como mujer tiene que motivarse. Si te encanta, no tienes que tener miedo y debes ser perseverante para cumplir los objetivos. Siempre hay que ocuparse del fracaso porque con eso uno aprende más y gana experiencia. En el mundo de la academia observo que los académicos hombres apoyan bastante el avance de las mujeres en la ciencia y generan grupos de trabajo. En ese sentido no hay mayor inconveniente. El mayor temor que tienen los niños o niñas es que piensan que la ciencia es difícil; yo creo que en realidad es perseverancia y no tener miedo al fracaso. La idea es tratar de obtener nuevos productos e ideas que vayan en beneficio de la sociedad”.

En ese sentido, para la científica es fundamental promover el pensamiento crítico en los estudiantes actuales. Indicó que “la idea es que haya profesores que puedan enseñar de mejor manera, sobre todo en colegios municipales. La idea es motivar a niños y niñas, y transferirles conocimientos en equidad, donde no haya estereotipos negativos en los cuales se les cataloga con distintas habilidades. Para esto se requieren profesores preparados”.

Además, realizó un llamado las mujeres que están próximas a estudiar una carrera científica. “Mi mensaje es que se atrevan, que no tengan miedo, todo se logra con perseverancia. La ciencia requiere de mucha paciencia porque no todo resulta a la primera. Se van a topar mucho con pares internacionales y hay mucho vínculo con las empresas. La ciencia es muy amplia, muy bonita; uno puede escoger un área y optar por distintas alternativas generando nuevas ideas y perfeccionándose cada vez más. No es algo rutinario, todos los días hay algo nuevo y diferente”, dijo.  

El programa Mentes Brillantes: Mujeres de Ciencia del Biobío cuenta con el financiamiento del Fondo de Fomento Medios de Comunicación Social del Gobierno de Chile y del Consejo Regional, y es emitido a través de radio San Cristóbal 97.5 FM, Facebook y Canal de YouTube de diario La Tribuna, los días martes y jueves a las 17 horas.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes