lee nuestra edición impresa

Destacados

15 internos de Yumbel se capacitan como "Maestro General en Obras Menores”

En el Centro de Detención Preventiva el proyecto +R se reactivó con un taller que se extenderá hasta el próximo año.


 Por Claudia Robles

2 yumbel

Tras un extenso período de paralización producto de la pandemia, la región del Biobío reanudó el proyecto +R que se extenderá durante el período 2021-2022.

El primer recinto en iniciar el proceso formativo fue el Centro de Detención Preventiva de Yumbel, con la especialidad de “Maestro General en Obras Menores”, hasta donde se trasladó el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Hernán Larraín, para encabezar el relanzamiento del emblemático proyecto de reinserción socio-laboral.

Construcción, gasfitería, interpretación de planos, instalación de cañerías y reparación de fugas, son parte de los conocimientos aprendidos en un ciclo de 312 horas hasta recibir una oportunidad de colocación laboral a cargo de la Sociedad de Capacitación y Desarrollo (Cadesem).

La autoridad ministerial conoció el impacto del proyecto +R en la unidad y conversó con los 15 internos que integran el curso. “Estamos muy contentos que haya podido volver a reactivarse el proyecto +R. Lo iniciamos en 2019 pero por las contingencias que ha vivido nuestro país, lo tuvimos que suspender. En la región del Biobío tenemos 15 cursos caminando, hemos venido a visitar el centro penitenciario de Yumbel donde hay 15 alumnos con mucha motivación, están aprendiendo oficios que le permitirán desempeñarse posteriormente en el medio libre”, señaló el secreterio de estado. 

CAPACITACIONES

Hasta 2022, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos ha financiado 15 cursos en la región del Biobío, incorporando a 235 internos, ligados a recintos penales, Centros de Reinserción Social y Centros de Apoyo para la Integración Social.

Entre éstos destacan cursos de carpintería de obra gruesa en edificación; maestro de obras sanitarias; servicio de banquetería; gestión hotelera (para mujeres); dirección de maniobras de izaje de cargas, entre otras especialidades certificadas por el Servicio Nacional de Capacitación y Empleo Sence.

Carlos, uno de los internos beneficiados con el proyecto +R quien además firmó simbólicamente un compromiso con las autoridades, recordó que “llevan menos de un mes estudiando y han aprendido gasfitería, carpintería, albañilería para que cuando nos den un beneficio al medio poder cambiar nuestras vidas y no volver a estar más privados de libertad, para estar con nuestras familias y trabajar”.

Según cifras aportadas por Gendarmería Biobío, la cobertura del proyecto +R creció un 60 por ciento en 2020-2021 respecto al período 2019, que benefició a 95 internos distribuidos en cinco cursos que vieron interrumpida su colocación laboral en mayo de 2020 producto de la pandemia. 

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
etiquetas
capacitaciònCárcelinternos

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes