suscríbete al boletín diario

Crónica Ciudadana

Acusan a tienda de vender mascota exótica en precarias condiciones de salud

La familia afectada indicó que llevaron la mascota a un especialista, quien indicó que no contaba con los cuidados necesarios, lo que afectó su salud. Desde la tienda, junto con lamentar el hecho, enfatizaron que los afectados no informaron de la situación


 Por Cristian Salazar

Foto de archivo

Una familia angelina vivió una lamentable situación tras la muerte de su mascota exótica a una semana de haberla adquirido, la cual se habría encontrado en malas condiciones de salud por la falta de cuidados necesarios para su especie, según los afectados. Junto con ello dieron a conocer que, a pesar de acercarse posteriormente a dar a conocer esta situación a la tienda, no se habrían hecho responsables de la devolución del dinero, ni de la entrega de otro reptil, cuyo monto fluctúa los $300 mil. Desde la tienda, junto con lamentar lo sucedido, puntualizaron que la clienta nunca se acercó con el animal enfermo a dar a conocer el hecho, por lo que ahora esperan un pronunciamiento por parte del Servicio Nacional del Consumidor.

LA DENUNCIA

La familia Espinoza Sanhueza accedió a contar su caso, relatando que “el pasado viernes 13 de agosto fueron a comprar un pollito de mascota, y al no encontrar uno, Daniel Pérez que es el dueño de la tienda de mascotas de calle Villagrán, nos mostró un tierno animalito pequeño y nos dijo que era un Gecko Leopardo, muy buena mascota para los niños por su buen carácter entendiendo que lo que se buscaba era un apoyo emocional para mi hijo. Después de darnos algunas referencias de su cuidado se lo compramos con todo lo que él dijo que necesitaba, y en forma adicional nosotros quisimos traerlo exactamente igual como él lo tenía, pensando que eran las condiciones idóneas para los animales y no sacarlo de la comodidad donde supuestamente estaba”, precisó.

Al continuar su relato agregó que “se concluye la compra cancelando 300 mil pesos a su cuenta personal. A cambio, él nos entrega el Gecko con todos los accesorios que, supuestamente, necesitaríamos para su cuidado y dos documentos: un certificado de origen a nombre de él y un certificado de acreditación de origen de fauna silvestre”.

REVISIÓN DE LA MASCOTA POR ESPECIALISTAS

Posterior a la adquisición, quisieron revisar al animal con especialistas por ser una especie exótica, además de conocer en detalle los cuidados del animal para que se mantuviera en buenas condiciones, esto porque -a su parecer- no recibieron los antecedentes necesarios del cuidado de un Gecko al momento de la compra, por lo que el viernes 20, lograron la atención de la especie”.

Los compradores de la mascota se sorprendieron al saber que el animal no se encontraba en condiciones de salud óptimas.  “Lo revisaron y nos dijeron que no estaba en buenas condiciones y nos dieron un certificado con todo lo que necesitaba, incluyendo placas de calor más grandes, alimentación correcta, no lo que nos dijeron, eran otras indicaciones para la salud de nuestra mascota, focos de calor, luces con características especiales, un sustrato adecuado ya que el que tenía era para otro tipo de animal, y era un peligro para la salud del Gecko si pasaba a tragárselo, y mucho más incluso en caso de emergencia si no lográbamos mejorar su condición”.

A lo anterior agregaron que “el día sábado 21 averiguamos dónde comprar todo lo antes posible y en la misma noche nuestro querido Larry Juancho falleció solo a una semana de haberlo comprado”.

UN RECLAMO SIN RESPUESTA

El lunes 23 de agosto se dirigieron a la tienda de mascotas a dar a conocer lo ocurrido con el animal y a buscar una respuesta, donde relataron que tras esperar varias horas “le dijimos todo lo que sucedió, y me dijo que tenía que habérselo llevado a él y le expliqué que no sabíamos que estaba enfermo, fue a la veterinaria a una revisión y en ese momento supimos todo. En respuesta me dijo que él (dueño de la tienda) no me devolvería ni un Gecko y tampoco el dinero, me dijo que saliera de su local que tenía que cerrar para almorzar y en respuesta le dije que no me iría hasta que se hiciera responsable por vendernos un animalito en malas condiciones y con indicaciones que no correspondía, a lo que simplemente cerró su local y nos ignoró”, relataron.

RESPUESTA DE LA TIENDA

Diario La Tribuna se acercó a la tradicional tienda de calle Villagrán, para conocer detalles de este caso.  Uno de los encargados, junto con lamentar el hecho, enfatizó que la mascota no fue llevada al momento de presentar problemas, agregando que ellos habrían atendido el requerimiento con los especialistas de este tipo de mascota que trabajan en convenio con el local, para así haber intentado el mejoramiento del animal, o en el caso de su deceso, la devolución del dinero o de otra especie.

Asimismo, recalcaron que por ley ellos deben asumir responsabilidad en este tipo de casos, pero lamentablemente el animal no fue atendido por sus profesionales, por lo que desconocen los motivos de la muerte del Gecko, y esperarán el pronunciamiento del Servicio Nacional del Consumidor -Sernac- tras la denuncia realizada por la familia afectada.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
DenunciaFamiliaLos Ángelesprecarias condicionestienda de mascotas

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes