suscríbete al boletín diario

Noticias

Seremi de Transporte: "La situacion de Los Ángeles es bien particular, yo diría que es única dentro de la región y del país"

La autoridad explicó que esto le agrega una complejidad a la comuna sobre todo en el centro porque obviamente un bus lleva muchas más personas que un taxi colectivo”.


 Por Patricio Gallegos

Foto 6,1

El alcalde de Los Ángeles, Esteban Krause a través de su cuenta de Twitter dio a conocer su postura en relación al colapso vial que está viviendo la capital provincial de Biobío.

El edil escribió: “Los Ángeles ya colapsó y no es posible que los alcaldes no podamos establecer restricciones vehiculares”.

La máxima autoridad comunal, enfatizó que, “el año pasado pedimos al ministerio de Transportes evaluar esta medida y no tenemos respuestas. Es urgente tomar esta decisión pues se hace insostenible hoy conducir un automóvil en cualquier hora”.

Ante estas declaraciones, diario La Tribuna se contactó con el seremi de Transportes y Telecomunicaciones en la región del Biobío, Jaime Aravena, quien primero comentó que “la situación de Los Ángeles es bien particular, incluso yo diría que es única dentro de la región del Biobío y del país, ya que tiene que ver con el uso del transporte público y la modalidad de uso de este, porque Los Ángeles es una de las comunas donde más uso de transporte público se hace en taxi colectivo, a diferencias de otras ciudades donde se hace en buses”.

La autoridad explicó que esto le agrega una complejidad a la comuna sobre todo en el centro porque obviamente un bus lleva muchas más personas que un taxi colectivo”.

Aravena fue enfático en indicar que las restricciones vehiculares en Chile se hacen por contaminación y están determinadas por ley dentro de un Plan de Descontaminación que tiene una comuna y contempla como medida paliativa generar una restricción vehicular. En el caso de Los Ángeles que tiene Plan de Descontaminación no está considerada la restricción y es principalmente porque la contaminación es producida por las casas habitaciones, por las chimeneas, por el humo, más que por los vehículos”.

“Y no se hace restricción vehicular por congestión, porque todos los informes tanto nacionales como mundiales han demostrado que en un corto plazo parece buena porque se sacan algunos autos de circulación, pero ya avanzado el tiempo, y las personas que se ven afectadas y que tiene poder adquisitivo lo que terminan haciendo es comprar otro vehículo, por lo tanto, lo que estamos haciendo es reemplazar el espacio por otro auto que tiene otro dígito”, sostuvo el seremi.

El representante de la cartera en Biobío señaló que la idea es hacer un buen uso del automóvil, no significa que las personas no tengan auto, el tema es el uso que le dan, porque las personas para ir a trabajar o hacer sus compras deben usar el transporte público y el trabajo que hay que hacer en Los Ángeles es fortalecerlo”. 

Por último, Aravena explicó que con las llegadas de los nuevos gobernadores regionales “parte de las atribuciones que tenía el ministerio de Transportes, era el artículo 113 de la Ley de Tránsito, que nos permitía generar prohibición de circulación, desvíos u otras, esas, hoy están en mano del nuevo gobernador. Entonces, quién podría hacer una restricción o un corte de tránsito es el gobernador regional y no el seremi de Transportes”.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes