suscríbete al boletín diario

Deportes

El jinete Nelson Figueroa se mantiene vigente cosechando triunfos en los principales hipódromos del país

El referente provincial ha debido afrontar duros momentos tras la prolongada paralización que ha sufrido la hípica nacional debido a la pandemia.


 Por Juan Villalobos

WhatsApp Image 2021-01-22 at 15.13.09 (2) (1)

Sin duda este último tiempo la hípica chilena ha sufrido una de las crisis más grandes a lo largo de toda su historia en territorio nacional. Esto debido a que por más de seis meses, las principales plazas del país debieron cancelar sus carreras y cerrar sus puertas.

Esta situación dejó a cientos de personas sin trabajo incluso en algunos casos más extremos, los mismos dueños de equinos manifestaron que no podían costear el mantenimiento de sus caballos y toda la línea productiva que esto implica. Ya que escasearon los ingresos para comprar la alimentación de los pura sangre junto con la remuneraciones de cuidadores y criadores.

Sin embargo esta oscura situación pudo revertirse exitosamente dada la positiva disminución de contagios Covid-19 a nivel nacional, es por ello que a contar de septiembre del pasado 2020 los hipódromos comenzaron a abrirse nuevamente sin público, con la finalidad de reactivar económicamente a todos quienes hacen posible la realización de las carreras.

De igual forma, los criadores y el mercado encontraron en las subastas en línea una solución para realizar la comercialización de sus producciones en medio de la contingencia, materializando con ello un importante paso hacia la hípica del futuro.

Nelson Figueroa (38), uno de los jinetes más premiados del último tiempo en la hípica chilena con más de mil carreras ganadas en el circuito nacional, se refirió a esta nueva realidad deportiva en la cual actualmente el público se encuentra retornando a los hipódromos dándole a las carreras su tradicional efervescencia.

“Estoy muy feliz porque he tenido la oportunidad de correr en los cuatro principales hipódromos del país. Estuvimos largos meses corriendo con los hipódromos vacíos y ahora que regresó el público esto nos da una relativa sensación de normalidad ya que la competitividad se siente de forma distinta” relató el destacado jinete cabrerino.

Cabe destacar que actualmente Figueroa se está preparando para participar en las tradicionales “montas de tres años”, instancia donde espera ser seleccionado para cabalgar un pura sangre, en los principales “Derby” que se desarrollarán tanto a nivel nacional como internacional.

Actualmente la rutina del jinete parte a las 5 de la mañana, dirigiéndose a “Hipódromos Chile”, donde monta los caballos que correrá semanalmente.

Posteriormente sigue con los aprontes, labor que culmina alrededor de las 11 de la mañana. Los días de carrera se vuelve todo más vertiginoso, ajustando sus horarios a las competiciones que generalmente son a las 12 del día y las últimas se extienden hasta las 21 horas.

DESDE EL ESFUERZO Y LA PERSEVERANCIA

“Me gustaría decirles a mis colegas que Dios nos acompaña ante todo; el mejor de los ánimos. Sé que estamos experimentando cosas muy difíciles y nadie esperaba esta situación. Hay que saber sobreponernos. Hemos vivido momentos muy difíciles tanto preparadores, jinetes y propietarios. En los hipódromos se ha hecho un esfuerzo sobrenatural para sacar la hípica adelante, lo hemos demostrado trabajando con dedicación y profesionalismo, es la base de todo objetivo en la vida”, relató con emoción Nelson Figueroa.

(RECUADRO)

TRADICIÓN EQUINA 

La hípica, junto con el fútbol, sin duda es uno de los deportes más populares en la historia de nuestro país.

Destacar como jinete en el mundo de la hípica es toda una proeza, pues son cientos de jóvenes los que cada año aspiran a situarse entre los mejores de la especialidad.

En las últimas dos décadas del siglo XX, los hipódromos nacionales experimentaron una importante modernización de sus actividades orientadas a expandir el juego a todo el territorio nacional.

Clave en este proceso fue la instauración por parte del Club Hípico y el Hipódromo Chile, del teletrak, una amplia red de sucursales conectadas en línea que permiten ver y apostar en directo en los cuatro principales hipódromos.

Al comenzar el siglo XXI, la hípica se ha constituido en un deporte de masas que convoca a miles de personas a los hipódromos y centros de apuestas.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes