suscríbete al boletín diario

Noticias

Cirugías oftalmológicas al alza en la Región: aumentó la miopía, especialmente en niños y adolescentes

La falta de luz solar y exceso de pantallas son las principales causas del aumento de este problema de refracción, que en 2050 afectará a la mitad de la población, según la OMS.


 Por Juvenal Rivera

Glasses-focus-distance-vision

Tras la irrupción de la pandemia, distintos estudios a nivel mundial han indicado que la miopía aumentó, como el informe de The Lancet y localmente un informe de la red de clínicas Ultravisión.

“No es que hayan surgido enfermedades nuevas -dice Crisitán Domínguez, director clínico de este centro-, sino que debido al esfuerzo extra por la falta de luz solar y el exceso de pantallas y a las patologías visuales de base, problemas refractivos como miopía e hipermetropía se están manifestando anticipadamente o se están acentuando”.

Y es que de acuerdo a datos oficiales, las atenciones oftalmológicas han ido en aumento en la región. Los últimos datos indican que se realizaron un 55% más de atenciones que el 2019, de estas, el 33% fueron realizadas por oftalmólogos y 67% por tecnólogos médicos en oftalmología. De las atenciones realizadas, el 75% correspondió a vicios de refracción, es decir, problemas visuales corregibles con lentes, el 20% a otra patología y el 5% fueron pacientes sanos. Las patologías más comunes atendidas fueron: la sospecha de glaucoma con un 26% de las consultas, la retinopatía diabética confirmada con un 30% de las atenciones, la catarata con un 15%, el pterigion con un 7%, el estrabismo con el 3%, patologías palpebrales y vía lagrimal de 5% y otras patologías 14%.

Se trata de una realidad que se torna aún más compleja en el actual escenario de pandemia, ya que de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y a los informes citados, la demanda por acceder a cirugías oftalmológicas se ha incrementado exponencialmente en el país, triplicándose en los últimos 7 años. Las nuevas tecnologías, como la cirugía Lasik, que es ambulatoria -10 a 15 minutos por ojo-, muy eficaz y a un menor costo, sin duda también han influido en el incremento de la demanda.

El especialista explica: “La cirugía Lasik es una técnica quirúrgica, ambulatoria e indolora. Se utiliza anestesia tópica (gotas en los ojos). Los resultados se pueden constatar desde el mismo día de la intervención. Se deben realizar una serie de exámenes previos a la cirugía los cuales permiten determinar que el paciente es apto para el procedimiento, lo que permite dar la seguridad al paciente y al cirujano”. En cuanto al proceso quirúrgico detalla: “El oftalmólogo  separa una fina capa de córnea y luego aplica el láser sobre una capa interna. La recuperacion es natural, no necesita suturas ni puntos”.

NIVEL DE GRAVEDAD DE LA MIOPÍA

Distintos y recientes estudios oftalmológicos indican con certeza que el mirar de cerca prolongadamente, junto con la ausencia de luz natural promueve el incremento de la miopía sobre todo en la población infantil y juvenil. El especialista explica: “Si un niño evita de forma sistemática la luz natural y además se expone a pantallas con escasos centímetros de distancia de su cara, a mediano plazo va a cambiar la forma de su ojo. Y en cuanto al nivel de gravedad de la miopía, este se mide en dioptrías (D), que son las mismas unidades usadas para medir el poder óptico de los anteojos y los lentes de contacto. Los poderes de lentes que corrigen la miopía están precedidos por un signo de menos (–), y habitualmente se miden en incrementos de 0.25 D”, señala.

PREVENCIÓN

Parpadear a menudo, no frotarse los ojos, descansar la vista mirando a distancia y controlar el brillo de las pantallas son algunos de los consejos para no dañar la visión durante el confinamiento de este 2020.

Y es que ahora gran parte del quehacer diario está mediado por pantallas y escasa luz natural (en algunos caso, nula). “Debería ser casi un deporte visual que los niños, jóvenes e incluso adultos, vean paisajes amplios y alejados por algunos minutos en distintos momentos del día”, dice Domínguez. “Que salgan a la terraza, o cuando deban pasear a su perro. Que si salen al aire libre no lo hagan con el celular; que esos minutos aprovechen de descansar la vista, de que la luz natural y el enfoque a distancia hagan su trabajo”, señala.

Por último recomienda: “Si se está demasiado expuesto a las pantallas, es recomendable usar lágrimas para refrescar los ojos cuando se sientan secos. Si se suele permanecer en un entorno seco dentro de un recinto cálido, considere utilizar un humidificador para agregarle humedad al aire. Además, al usar un computador la persona debe estar sentada a más o menos la longitud de su brazo de la pantalla. Ubicar la pantalla de manera que sus ojos miren ligeramente hacia abajo y no directamente al frente o hacia arriba”, asegura.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes