suscríbete al boletín diario

Economía

Dirigentes gremiales lamentaron aumento de empleos informales en el Biobío

Este aumento estuvo incidido principalmente por el sector del Comercio y la Construcción.


 Por Camila Celis

dinero-1

Este miércoles el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) reveló que la tasa de ocupación informal en la región del trimestre abril-junio fue de un 25%, es decir, aumentó 5,5 puntos porcentuales respecto al mismo periodo de 2020.

Según informó el INE, el aumento estuvo incidido, principalmente, por los sectores Comercio, con un 56,0%, y Construcción, con un 72,7%.

Estas cifras provocaron inquietud en representantes y dirigentes de gremios a nivel local, debido a la falta de mano obra y la urgente necesidad de recuperar los empleos perdidos a causa de la pandemia.

Al respecto, el secretario y vocero de la Agrupación Gastronómica de Los Ángeles, Juan Andrés Aravena, expresó que “cuando el IFE se creó la situación era diferente. Las personas estaban imposibilitadas de ir a trabajar, pero hoy esa realidad cambió. La creación del Ingreso Laboral de Emergencia creemos que es un tremendo instrumento, pero también el gobierno cometió un grave error que fue ampliar el IFE, y eso lo único que va a provocar es aumentar la informalidad”.

Este beneficio anunciado por el ejecutivo busca incentivar la actividad laboral, pagando el 60% del sueldo, con un tope de hasta $250 mil; y el 50% a los hombres, con un tope de $200 mil.

Frente a esto, el director regional del Sence Biobío, Óscar Aliaga, comentó que “es preocupante el crecimiento de la informalidad. Esto puede estar provocado por la mala percepción del IFE u otros subsidios. La gente piensa que eso no es compatible con un empleo formal, y eso no es así. El IFE no se pierde por volver a trabajar.

En relación a los beneficios que entrega el Sence para la búsqueda de empleos, Aliaga, explicó que existen distintos subsidios en materia laboral, por ejemplo, el Subsidio Contrata y el Subsidio al Nuevo Empleo, los cuales son un estímulo para que las personas vuelvan a trabajar de manera formal. 

De la misma forma, el presidente de Socabío, José Miguel Stegmeier, manifestó que “son varios los factores que están propiciando la informalidad, y probablemente uno de ellos es el hecho de que no hay incentivos para ahorrar en las cuentas previsionales. Es lamentable, ya que quienes necesitan fuerza de trabajo no pueden contratar informalmente y, quienes optan por trabajar irregularmente, no cotizan para su jubilación y tampoco para su atención de salud”.

Por su parte, el presidente del Sindicato de Peluqueros de Los Ángeles, Nelson Rivera, comentó que “con la pandemia la gente se atrevió a crear nuevas fuentes de ingresos, nuevos emprendimientos, porque lo vieron como una necesidad y a la vez como una oportunidad”.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes