suscríbete al boletín diario

Noticias

Expertos y comunidades educativas plantean desafíos del sistema escolar

La psicóloga angelina del área de Convivencia Escolar, Soledad Jara, en conversación con diario La Tribuna, indicó que “en este periodo de pandemia, tenemos que profundizar en el aprendizaje socioemocional, darle importancia a las emociones que están sintiendo los estudiantes”.


 Por Camila Celis

clases-2

Tras el retorno a clases presenciales, las comunidades educativas y algunos expertos plantearon los nuevos desafíos que se presentan en el sistema escolar para los estudiantes.

En algunos casos, las clases virtuales conllevan distintas dificultades, entre ellas, problemas de conectividad que poseen muchos estudiantes, especialmente los de menores recursos, contenidos que no se pueden dictar de manera online, como los laboratorios de física, química o educación física; entre otras.

Frente a esto, la psicóloga del área de Convivencia Escolar del Departamento de Administración de Educación Municipal (DAEM) en Los Ángeles, Soledad Jara, explicó que “en este periodo de pandemia, tenemos que profundizar en el aprendizaje socioemocional, darle importancia a las emociones que están sintiendo los estudiantes. Es vital reconocer si el estudiante no se encuentra bien, si está deprimido, si está viviendo malas experiencias, si tiene baja autoestima o afectividad. Eso tenemos que visibilizarlo. La mirada debería estar en el primer periodo del retorno, que va a ser un periodo de adaptación donde el estudiante va a querer manifestar su mundo interior y emocional”.

La profesional, agregó que “van a querer contar todo lo que vivieron en el confinamiento, con su familia, hay que considerar que algunos fueron afectados de manera importante, en algunos casos perdieron a un familiar por el Covid, por lo tanto, es importante que los establecimientos proporcionen un espacio para que los alumnos se abran emocionalmente y cuenten sus vivencias”.

Según explicó la psicóloga, al validar lo que el estudiante siente, los docentes podrán trabajar para que ellos tengan mayor facilidad en su proceso de aprendizaje.

Por su parte, la presidenta de la Unión Comunal del Centro de Padres de Los Ángeles, Ruth Bascur, manifestó que “creo que el mayor desafío es que los niños retomen de a poco el ritmo de las clases, que estén bien emocionalmente, que logren adaptarse a aprender los contenidos, y que los chicos de liceos técnicos retomen sus horas de taller con todas las medidas sanitarias porque son las primordiales en este momento. Los cuartos medios finalizan el año, y los que están en liceos Técnicos Profesionales necesitan su práctica de taller porque es esencial para que ellos salgan al mundo laboral. Sin embargo, respecto a las clases presenciales, recién estuve en una reunión con los demás apoderados y el 80% no va a mandar a sus hijos a clases”.

TENEMOS QUE HABLAR DE EDUCACIÓN

El proceso participativo denominado “Tenemos que Hablar de Educación”, es una red integrada por más de veinte organizaciones educativas, que permite que las comunidades levanten su voz, reflexionen y planteen los principales desafíos que tiene Chile para lograr una educación equitativa, inclusiva, de calidad.

A través de esta iniciativa más de siete mil estudiantes, docentes, directivos, apoderados y asistentes de la educación plantearon desafíos que deben orientar las políticas públicas educacionales.

Dentro de los principales hallazgos del proceso, las comunidades escolares anhelan que la educación sea de calidad, inclusiva, gratuita y equitativa. Además, plantean que debe ser libre del lucro, orientada a la autonomía y al resguardo de la diversidad de los proyectos educativos a nivel nacional.

En segundo lugar, buscan avanzar hacia una revolución pedagógica en la sala de clases, transformando el paradigma educativo a través del currículo, metodologías, planes de estudios, evaluación, infraestructura y la relación estudiante-profesor hacia uno acorde a los nuevos tiempos.

Por otro lado, las comunidades declaran una alta valoración de los proyectos educativos integrales que desarrollen habilidades, competencias y talentos en base a sólidos valores, que protejan el bienestar académico y socioemocional de los estudiantes; y que cuenten con dinámicas que impulsen el trabajo colaborativo entre todos los miembros de la comunidad escolar.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes