suscríbete al boletín diario

Coronavirus

Angelinos llaman a rezagados a vacunarse contra el Covid-19 y la influenza

Durante el fin de semana más de 800 personas se inmunizaron en el Polideportivo.


 Por Patricio Gallegos

Foto 6,2

Exactamente 884 fueron las dosis aplicadas este sábado en el Polideportivo, 784 contra el Covid-19 y 100 antiinfluenza. Los angelinos que acudieron a vacunarse concordaron en la importancia de protegerse de ambas enfermedades y llamaron a quienes forman parte de los grupos objetivo y se encuentran rezagados a inmunizarse lo antes posible por su propio beneficio y el de los demás.

Los procesos vacunatorios se reanudarán este lunes. En influenza el calendario continuará abierto para su población objetivo, en lo principal embarazadas, adultos mayores de 65 y más años, niños desde los 6 meses hasta quinto básico, enfermos crónicos de 11 a 64 años y trabajadores de la educación hasta quinto básico. En Covid-19 se sumarán esta nueva semana los adolescentes de 15 años.

Daniela Garrido de 27 años y su hijo Agustín asistieron por su primera dosis Covid-19 e influenza, respectivamente. Con mucho ánimo, ambos invitaron a los demás papás a seguir este ejemplo de autocuidado. “Nos vacunamos, obviamente, para poder protegernos de la pandemia y mi hijo contra la influenza; para estar más seguros y tener una medida de protección contra esta situación de pandemia. Les digo a las mamás con sus hijos que vengan a vacunarse porque igual es muy importante”.

Maite Roca de 19 años llegó por su primera dosis Covid-19 y confidenció que su madre -quien posee varias enfermedades de base- comprobó los positivos efectos de la vacuna, por lo cual instó a los más jóvenes a hacer lo mismo, a la brevedad. “Bueno, lo obvio, que la vacuna disminuye los riesgos de muerte, de quedar con el ventilador y todo lo más riesgoso del Covid”.

David Salazar de 44 años fue también por su primera dosis Covid-19, remarcando que para él siempre fue relevante el inocularse, pero, por múltiples razones laborales y familiares, no pudo efectuarlo antes. Llamó a los de su edad, a realizarlo. “Que se acerquen, que lo hagan pronto. Que no lo miren con que va a ser un requisito para el día de mañana para poder efectuar cualquier necesidad, sino que mirarlo por la parte de la salud que podemos obtener una defensa anexa a lo que nuestro organismo produce y eso nos bastaría para ayudarnos a combatir este virus si, en algún momento, lo podemos adquirir”.

Cristian Pino de 34 años acompañó a su abuelo Pedro (93) a colocarse la primera dosis Covid-19 y él se aplicó su segunda, manifestando que su familiar no estaba inicialmente convencido de vacunarse, pero que ahora cambió de opinión. “Lo van a venir a ver personas externas. Para evitar el contagio decidió, últimamente, venir a vacunarse. Pero bueno, más vale tarde que nunca”.    

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes