suscríbete al boletín diario

Noticias

Claudia Robles: “Se dice que de los valientes se cuentan historias y yo tengo una tremenda historia que contar”

Luego de retornar a sus múltiples tareas periodísticas en diario La Tribuna y radio San Cristóbal, Claudia Robles Maragaño desmenuza lo que significó liderar el principal medio de la provincia de Bíobío, y su rol como comunicadora con más de 30 años de experiencia en medios.


 Por Claudia Fuentes

Claudia Robles , Editorial

Entusiasmo, carisma y una voz inconfundible son las principales características que hacen de Claudia Robles Maragaño una comunicadora de excepción y una profesional de excelencia.  Con más de 30 años de experiencia en medios de comunicación de la provincia y otras regiones, en junio del año 2020, y en plena pandemia, asumió uno de los principales desafíos de su carrera:  liderar al equipo de prensa del principal medio de comunicación de la provincia de Biobío.

“Debí enfrentar un desafío al tener que asumir el cargo de directora interina por el período de pre y postnatal de Claudia Fuentes Riveros, directora de la Plataforma Informativa, donde confluyen diario La Tribuna, radio San Cristóbal, www.latribuna.cl y todas sus redes asociadas. Debo reconocer que no fue fácil. Me enfrenté en una cara a cara a mis propias fortalezas y debilidades. Sentí lo que es el miedo y el peso de una tremenda responsabilidad. Se dice que de los valientes se cuentan historias, y tengo una tremenda historia que contar”.

Con un compromiso inigualable, Claudia sacó adelante los procesos comunicacionales a los que se vio enfrentada, siempre manteniendo el sello y misión de la empresa, que es aportar al desarrollo de la provincia del Bíobío y el país.

Pero, ¿quién es está comunicadora de voz tan reconocida que llegó a ser líder femenina de nuestro medio de comunicación?

DESCUBRIENDO SU TALENTO

Claudia nos cuenta que desde que salió del liceo tenía cierta claridad de lo que quería hacer en el futuro cercano, y que desde siempre fueron las comunicaciones. “Ocurría que al contarles a mis amigos, a muchos les parecía extraño porque más bien yo era introvertida y tímida, entonces imaginarme detrás de un micrófono era como raro para ellos, algo no les coincidía. Sin embargo, para mis padres no lo era tanto. Motivada siempre por ellos, recuerdo que recorría la casa de cada uno de mis tíos (soy de familia bien numerosa), pero no iba a tomar once, ni desayuno, sino que a juntarme con mis primos que, en ese momento, eran mis primeros entrevistados. Tenía un micrófono que me había habilitado mi papá y una grabadora, y con eso bastaba para grabar saludos y contar anécdotas a otros primos que estaban fuera de Valdivia. Era nuestra manera de comunicarnos y contar anécdotas”.

“Siempre mantuve una relación bien cercana con mi papá en cuanto al tema de la radio, pero como un juego. Creábamos comerciales y nos reíamos mucho. Con los chicos de mi barrio, hasta nos creíamos cantantes y organizábamos shows para nuestros padres.  Al salir de cuarto medio me fui desde Valdivia a Santiago a estudiar locución. Al momento de decidir qué hacer, mi mamá me apoyó de inmediato, pero mi papá en ese momento no estaba muy seguro, pues quería que yo siguiera una carrera más tradicional. En esos años no eran tantas las mujeres que estaban en los medios de comunicación, sobre todo en las radios”, rememoró.

SUS INICIOS

Tras realizar sus estudios, Claudia inicio su carrera en su ciudad natal: Valdivia. “Efectivamente, al empezar a trabajar llegué a un mundo de hombres. Primero en Valdivia, en radio Austral, donde mi papá era cercano a la familia Olave, especialmente a Augusto, que en ese entonces era la voz oficial de la radio, y su padre Hernán, el gerente. Estuve trabajando unos meses que fueron muy valiosos y que se convirtieron en claves en cuanto a la cercanía con las personas que confiaban al cien por ciento en la radio. Había una relación de cercanía y confianza absoluta. Han pasado años de mi llegada a la radio, pero aún conservo amistades de ese entonces, y aunque fue un tiempo acotado, fueron inolvidables”.

EL SALTO PROFESIONAL

“Estando en la emblemática radio Austral de Valdivia fui visitada en los estudios por dos grandes hombres de radio. Yo no los conocía, pero conversaron con mis colegas y preguntaron por mí. Llevaba tan poco tiempo, días en realidad, que algunos no sabían ni mi nombre, pero esos dos hombres de radio llevaban detallada hasta la hora y qué temas me habían escuchado despachar. Dejaron un número telefónico para que los llamara a Concepción”, contó Claudia.

“Pasaron dos días y los llamé, no por hacerme la interesante (risas), sino porque como no los conocía, no tenía la urgencia, pero mis colegas estaban muy entusiasmados y me contagiaron su motivación. Ahí, decido llamarlos con cobro revertido… eso ahora por ninguna circunstancia lo haría, mira la patudez. Mi llamada la contestó directo Nibaldo Mosciatti (padre), quien fue muy acogedor y me logró transmitir toda esa pasión que sentía por la radio a través de la primera llamada telefónica. Ahí fijamos día y hora, y junto a su hijo, Mauro, viajó desde Concepción a Valdivia no solo para conversar conmigo, sino que también para conocer y conversar con mis padres. En esos años yo era muy chica, tenía 19 años y cero experiencia en radio. Solo tenía el ánimo y las ganas. Desde ese día, y por 16 años, trabajé en radio Biobío en distintas ciudades, partiendo en Osorno, luego en Puerto Montt, Concepción, Valdivia y en Los Ángeles. Fueron años de grandes aprendizajes y de trabajo a full junto a grandes profesionales”.

DEL CASSETTE A LA ERA DIGITAL

“Me considero afortunada porque trabajé en distintas etapas en la radio, desde los teletipos a las plataformas digitales. En estas etapas, agradezco a la vida el haberme permitido estar siempre con los mejores. De cada uno aprendí y saqué grandes lecciones de vida”, relata.

Respecto a su trabajo actual con el equipo de radio San Cristóbal y diario La Tribuna, Claudia cuenta que ha podido desarrollar otras facetas siempre con perseverancia, responsabilidad y apego por el territorio. “Es importante estar consciente de la responsabilidad que significa trabajar en un medio de comunicación que pasa a ser testigo directo de la historia en un momento determinado y que ello nos permite ser generadores de grandes cambios”.

“En la actualidad, en tiempos de pandemia, es importante desarrollar las comunicaciones a través de distintas plataformas informativas, siempre manteniendo la esencia en cuanto a informar con responsabilidad. Eso no cambia, más aún cuando cobran mayor fuerza, cada día, las redes sociales”. 

Claudia Robles, una voz emblemática en radio que ha crecido no solo en trayectoria, sino en lo comunicacional, siendo periodista ancla en diario La Tribuna, y voz y rostro activo en cada una de las plataformas del medio. Su carrera, lejos de estabilizarse, sigue en ascenso, lo que la ha llevado incluso a buscar alternativas para seguir perfeccionándose. “Los sueños nunca acaban y uno de los que me queda pendiente es el volver a estudiar en algún momento de la vida”, concluyó.

LA FAMILIA: EL GRAN SOPORTE

“Desde siempre el apoyo y la presencia de la familia han sido vitales. Cuando uno tambalea, están todos ahí para contener y dar ánimo cuando las fuerzas flaquean. De mi familia me siento orgullosa. Siempre han estado presentes, y a mis hijos, Bastián y Paula también les he transmitido que lo que decidan hacer, sea lo que los hace felices. Lo que se hace con pasión nos permite crecer, pese a cualquier dificultad de la vida”.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes