suscríbete al boletín diario

Educación

En el Biobío: Destacan la importancia del retorno a clases presenciales y el kinder obligatorio

La subsecretaria de Educación Parvularia, María Jesús Honorato, indicó que el abandono en kínder "es muy grave, ya que es en estos niveles donde se nivela la cancha y se sientan las bases para los aprendizajes futuros.


 Por Camila Celis

subse parvularia

A nivel regional, un 48% de los jardines infantiles están con actividades presenciales y un 82% del personal que se desempeña en los jardines se encuentra inoculado, porcentaje más alto que el promedio nacional.

La subsecretaria de Educación Parvularia, María Jesús Honorato, visitó la región el Biobío para reunirse con el Intendente, Patricio Kuhn, y el seremi de Educación, Felipe Vogel, para luego desarrollar un recorrido por diversos establecimientos de la zona, dialogando con las comunidades educativas, compartiendo junto a las familias la importancia de un retorno voluntario, gradual, flexible y seguro de las niñas y niños a los recintos de educación inicial, lo que resulta clave para su bienestar y desarrollo integral.

Respecto a eso, la subsecretaria Honorato indicó que “es importante que tengamos conciencia de la importancia de que las niñas y niños vuelvan a las salas cuna y jardines infantiles, porque es en las aulas donde ocurren los aprendizajes y experiencias que son clave para su desarrollo y bienestar. Ha sido muy importante estar acá para ver la realidad regional, y muy gratificante ver el compromiso y colaboración de los equipos educativos y las familias”.

Además, destacó los avances en materia de Reconocimiento Oficial (RO), certificación con la que deberán contar todas las salas cuna y jardines infantiles a diciembre de 2022, para poder seguir funcionando. De un total de 581 establecimientos que deben certificarse en la región, 176 ya la han alcanzado, lo que da cuenta del compromiso regional. De éstos, 136 son establecimientos que reciben recursos del Estado y, 40 jardines privados.

Además, la autoridad relevó la preocupación por el alto nivel de abandono en kínder. Entre 2019 y 2021, en la región del Biobío pasamos de 74 a 171 niños y niñas que desertaron del nivel. Al mismo tiempo, de los matriculados, existe un 66% de ausentismo crónico, es decir, esos niños no asisten 4 semanas durante el año. “Esto es muy grave, ya que es en estos niveles donde se nivela la cancha y se sientan las bases para los aprendizajes futuros, aseguró la autoridad. Por esta razón, el Ejecutivo está impulsando la aprobación del proyecto que establece el kínder obligatorio, votación que se producirá el próximo lunes en la Comisión Mixta en el Congreso.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes