suscríbete al boletín diario

Noticias

Parlamentarios del distrito 21 analizan impacto del bono clase media y préstamo solidario

Mientras que Iván Norambuena se mostró satisfecho por la medida, Manuel Monsalve celebró la eliminación de “la letra chica”. Joanna Pérez, por su parte, precisó “no es lo que esperábamos”.


 Por Cristian Salazar

diputados

Durante una sesión especial esta semana se aprobó, en tercer trámite legislativo, el nuevo Bono para la clase de media y el préstamo Solidario, que en definitiva significará un desembolso por parte del Estado de 2.400 millones de dólares para el bono clase media, y más de 1.400 millones de dólares en el mejoramiento del bono IFE para más de 10 millones de familias de nuestro país.

Además, la iniciativa contempla un bono base de $500.000 e incluye un nuevo grupo entre el sueldo mínimo y $408.125, a fin de que puedan recibir este bono sin requisitos. También se incluirá a conductores en aquellos vehículos de transporte remunerados con licencia profesional y  aumentar de $350.000 el bono transportista a $500.00. Se sumará además a los jubilados de rentas vitalicias, así como los nuevos jubilados.

Frente a este escenario, parlamentarios por el distrito 21 abordaron aspectos sobre esta nueva medida que busca entregar apoyo económico a las familias de nuestro país.

ACUERDO CON LA OPOSICIÓN

Satisfecho se manifestó el diputado de la UDI, Iván Norambuena, luego que se aprobara el nuevo Bono y Préstamo Solidario, donde indicó que “estamos llegando a casi un millón de  pensionados chilenos que van a poder acceder a esta ayuda del Estado. Y aquí hay que destacar el acuerdo al que se ha llegado con la oposición, que pone por delante el interés nacional y de los que más necesitan, que es una pequeña ventaja aquí o allá”. 

En esa misma línea, Norambuena agregó que “debo destacar que ese mismo acuerdo permitirá que esto se pague en el mes de abril, en momentos en que millones de chilenos y chilenas están en confinamiento total, por lo que estos recursos son un bálsamo para salir adelante estos meses venideros, en que aún no sabemos cuándo bajará la curva de contagios por el Covid-19”, precisó.

LETRA CHICA

Por su parte el diputado Manuel Monsalve se refirió a la aprobación de este apoyo económico, donde enfatizó en la “eliminación de la letra chica” para quienes tengan ingresos desde el salario mínimo hasta los 408 mil pesos, y donde además el parlamentario destacó que será universal y no se pedirá el registro social de hogares, sin la necesidad de acreditar caída de ingresos.

En particular, Monsalve indicó que “la discusión sobre el bono de clase media no es una discusión económica, la discusión de las ayudas económicas que necesitan las familias no es una discusión económica, hoy día es fundamentalmente una discusión sanitaria. En estos momentos tan difíciles que viven los chilenos para cumplir las medidas de confinamiento, para disminuir la movilidad, las familias necesitan comer, y por eso es tan importante la ayuda económica, y por eso hemos reiterado que la ayuda económica debe ser universal y suficiente, pero el gobierno no ha querido escuchar”, precisó.

Además agregó que “en la discusión del bono de clase media hemos logrado una mejora que debo destacar: En los chilenos y chilenas que tienen ingresos que van en el tramo desde el salario mínimo hasta los 408 mil 125 pesos, el bono de clase media va a ser universal porque va a llegar a todos, no se va a exigir estar inscrito en el registro social de hogares, tampoco se tiene que acreditar una caída de ingresos, por lo que llegará a todos los que tienen ingresos en ese tramo, y tampoco se descontará lo que han percibido en enero y febrero como ingreso familiar de emergencia”, puntualizó.

La diputada de la democracia cristiana, Joanna Pérez también se refirió a esta iniciativa, donde relató que “hemos despachado a ley el proyecto del Bono de clase media y mantener el IFE. No es lo que esperábamos, nosotros queríamos abordar la renta básica universal de emergencia, sin embargo el gobierno ha puesto estos instrumentos”, precisó.

Asimismo, agregó que “hemos hecho un trabajo de aumentar estos beneficios a quienes son los pensionados en renta vitalicia en antiguo sistema de retiro programado, y por cierto también al sector de la cultura, también mantener a los transportistas, tener el bono y por cierto un préstamo solidario que se le ha llamado y el IFE hemos dicho que no se puede mantener cierto las rebajas de optar al Bono de clase media, las rebaja por el IFE de enero y febrero, eso se rechazó y el gobierno no va a ir al tribunal constitucional, me alegro por ello porque se lo pedimos al gobierno que deje de mezquindades en los temas sociales, de la indolencia, por eso creemos que estos beneficios, si bien son importantes para algunas familias que lo requieren, muchas otras no pueden acceder”.

Finalmente Joanna Pérez puntualizó que “el tercer retiro del 10% para la Democracia Cristiana sigue siendo una opción válida complementaria para las familias que no han podido juntar a otros beneficios”.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes