suscríbete al boletín diario

Noticias

Atleta angelino Ignacio Sepúlveda logró sólida participación en el Grand Prix de Túnez

El destacado deportista paralímpico espera clasificar a los Juegos Olímpicos subiendo puestos a través de su ranking internacional.


 Por Juan Villalobos

WhatsApp Image 2021-03-29 at 12.37.10 (1)

Bajo la premisa de un sueño, lograr llegar a los Juegos Olímpicos de Tokio 2021, el destacado deportista paralímpico de Los Ángeles Ignacio Sepúlveda, actualmente se encuentra compitiendo en el extranjero con la finalidad de subir en su ranking internacional y mejorar sus tiempos.

Su última actuación la realizó en el Grand Prix de Túnez, competencia donde obtuvo el quinto lugar y cronometró un tiempo de 4:06.48, situándose a escasos tres segundos del primer lugar.

“No pudimos lograr el objetivo que era asegurar la clasificación, de todas formas no fue una mala carrera, gracias a mi tiempo subí hasta el puesto 15 del ranking mundial, estaba en el número 19. Sin embargo aún debo seguir compitiendo para lograr mi objetivo”, aseveró el atleta paralímpico Ignacio Sepúlveda.

El semestre deportivo continúa lleno de desafíos para el corredor angelino quien próximamente también participará del campeonato internacional de París que se realizará del 5 al 7 de mayo, instancia que se verá acompañada con una nueva cita agendada en Suiza en carácter de Grand Prix para el 12 de mayo, instancias trascendentales en su meta por lograr el pase definitivo a la cita olímpica.

En este contexto, cabe destacar que el rankig clasificatorio, toma en cuenta a los 10 primeros deportistas de la disciplina a nivel mundial.

“Estoy realizando todos los esfuerzos posibles para decir presente en estas competencias, ya que comenzaré a estudiar en Estados Unidos durante el mes de agosto, para lo que debo trasladarme y realizar todas las gestiones pertinentes que implican comenzar a vivir en un país completamente nuevo. Espero asegurar mi clasificación a los Juegos Olímpicos de Tokio, para planificar con anticipación mi entrenamiento y toda la logística que conlleva participar en una competencia de esta categoría”, aseveró.

CARRERA EN ALZA

En su última competencia en tierras chilenas, la cual fue en el campeonato Nacional de Coronel, Sepúlveda logró cronometrar 4’04’8 corriendo los 1.500 metros planos en formato convencional. Marca que lo posiciona de manera excepcional en el contexto paralímpico, ya que para lograr clasificar a los Juegos Olímpicos necesita superar el tiempo de 4.02 – 4.03, encontrándose a escasos segundos de lograr la anhelada hazaña.

Estando a solo un paso de lograr una de las clasificaciones más importantes de su vida Sepúlveda recuerda sus primeras competencias en suelo extranjero, “durante el año 2016 comencé a participar en eventos ya de carácter internacional. Durante el 2017 recuerdo con mucho cariño mi participación en el Mundial de atletismo en Londres, donde obtuve un cuarto lugar y me motivó mucho a seguir mejorando”.

De igual forma, Sepúlveda realizó una mirada crítica respecto a la situación del atletismo en la capital provincial de Biobío relatando que, “en Los Ángeles encuentro que está un poco estancado este deporte. La ciudad cuenta con una pista atlética para practicar el deporte, sin embargo el atleta no es valorado. Por lo mismo veo que ha bajado la cantidad de atletas que tenemos en la ciudad, todos le dan prioridad al estudio o al trabajo porque no se valora al atleta en ciudad y deben dejar este deporte de lado. Debido a esta situación no está existiendo un recambio”.

ATLETA PARALÍMPICO

Respecto a su “discapacidad”, Ignacio comentó que antes de su nacimiento “se habían efectuado las ecografías previas y estaba todo bien, todo normal. El problema fue que antes de nacer, me cambié de posición y en el parto, que fue normal, no me podían sacar de la cabeza, así que me sacaron por un brazo y no sé qué pasó ahí, que se cortaron tendones y se generó una parálisis del hombro hacia abajo”.

Por lo mismo, relató que cuando pequeño estuvo con kinesiólogo, aunque nunca participó de la Teletón. Ya más grande, dejó los tratamientos médicos, debido a que no era necesario.

Su vida, la ha hecho relativamente normal. “Cuando corro, en el braceo, no puedo llevar el brazo hacia atrás, entonces cuando hago el movimiento hacia atrás, se me va el brazo para el lado y esa es la discapacidad que tengo y por eso mi categoría, la que es para personas con discapacidad en un solo brazo”, explicó.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes