suscríbete al boletín diario

Noticias

Restauran bosques dañados en 2017

El proyecto se gestó debido a los daños causados por los incendios forestales de hace cuatro años, lo que significó altos costos económicos, sociales y ambientales, principalmente para las comunidades de las zonas más afectadas.


 Por Juvenal Rivera

2

Con éxito finalizó el instrumento impulsado y apoyado por la Fundación de Innovación Agraria (FIA) “Plan piloto de innovación territorial en la Región del Biobío” con miras a la reconstrucción productiva y restauración ecológica post incendios”, ejecutado por el Instituto Forestal (INFOR) entre agosto de 2017 y julio de 2020.  

El proyecto se gestó debido a los daños causados por los incendios forestales en el verano de 2017, lo que significó altos costos económicos, sociales y ambientales, principalmente para las comunidades de las zonas más afectadas.

La comuna de Florida, fue una de ellas, con cerca de 32 mil hectáreas quemadas (52% de su superficie total) que dejaron daños económicos, de productividad, infraestructura, ambientales y deterioro en la calidad de vida de sus habitantes.

Por ese motivo, se escogió la localidad de San Antonio de Cudá, para llevar a cabo el proyecto piloto hasta donde llegaron autoridades de las instituciones involucradas para participar de la ceremonia de cierre del proyecto y analizar el proceso que se llevó a cabo.

Se trató de diseñar un instrumento de restauración participativa con enfoque de ordenamiento territorial para reconstruir el patrimonio natural y productivo que fue afectado por los incendios del año 2017, con gran impacto en la comuna de Florida. La idea es que dichos se puedan replicar para así recuperar y consolidar la capacidad productiva del territorio y las comunidades afectadas. 

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes