suscríbete al boletín diario

Noticias

Sociedad Nacional Forestal exigió que “retorne el estado de derecho” a la macrozona sur

La agrupación, que reúne a más de 125 trabajadores de los sectores agrícola y forestal, abogó por el camino del diálogo para resolver las situaciones de conflicto.


 Por Juvenal Rivera

82, ataque-incendiario-cruce-pidima

La Sociedad Nacional Forestal se sumó a las voces de condena por los episodios de violencia en macrozona sur y exigió a las autoridades que retorne el estado de derecho en la zona.

La entidad apoya a los pequeños y medianos emprendedores de las áreas agrícolas, forestal y maderera que representan a más de 125 mil trabajadores.

En una declaración, enumeran los distintos episodios de violencia en las provincias de Malleco y Cautín que no se remiten solo a la quema de camiones o maquinaria forestal, sino que también a “reiterados hostigamientos y tomas de predios, quemas de maquinaria agrícola y forestal, atentados a las siembras con material químico, como también la destrucción de plantaciones en predios forestales”.

Según la entidad, las víctimas de estos ataques “se sienten en la más absoluta indefensión, porque para ellos no se disponen ni medidas precautorias en los predios atacado, ni tampoco se apersonan oportunamente ni policías, ni el Ministerio Público, ni autoridades”.

A juicio de la entidad, no se trata solo de hechos aislados: “en los últimos meses, hemos visto con horror, como se les ha disparado a numerosas personas que transitaba por las rutas de Malleco, llegando a herir a una niña que transitaba junto a sus padres y ocasionando la muerte de un trabajador. Esto sin contar numerosos atentados contra infraestructura vial y ferroviaria”.

Además de los heridos y fallecidos, estos incidentes “han perjudicado a miles de trabajadores directos y todos los que se integran en la cadena productiva, perdiendo sus fuentes de ingresos, en un momento en que la crisis económica generada por el Covid 19 hace que la cesantía afecte a millones de personas del centro y sur del país”.

“Destruir nuestros campos, usurpar las cosechas, quemar los equipos, vehículos y maquinaria pertenecientes a pequeños empresarios (…) es el precio de esta crítica”, se añade en la declaración.

Por lo mismo, la Sociedad Nacional Forestal exigió al Estado “traer paz y progreso a las regiones afectadas. Este no es un problema que atañe solamente al Gobierno, que evidencia falta de éxitos en la materia. Es a su vez un problema del Congreso que no nos dota de la legislación protectora y del Poder Judicial cuyas resoluciones hacen que demasiadas veces la justicia brille por su ausencia”.

Plantearon que “un Alto Comisionado para los pueblos originarios es justo y muy necesario decidirlo prontamente” para resolver las demandas de las comunidades indígenas e insistieron en el camino el diálogo para resolver los conflictos. “La reiteración de los atentados y la radicalización creciente de los atentados nos alejan el estado de derecho y aparecen grupos que reaccionan en la senda de la autotutela. Nunca estaremos por la violencia, siempre privilegiaremos el diálogo y la solidaridad con todos quienes viven en las regiones donde trabajamos”.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes