suscríbete al boletín diario

Noticias

Krause por carreras clandestinas: “La solución no es el autódromo, porque lo que ellos buscan es la adrenalina de la calle”

El alcalde de Los Ángeles aseguró que los jueces han actuado “con el máximo de severidad” al recibir a los infractores de la Ley de tránsito, sin embargo la legislación vigente no permite en la actualidad sanciones más ejemplificadoras


 Por Constanza Reyes

Krause para frase destacada

Preocupación existe en la comunidad angelina por el aumento de denuncias en relación a las carreras clandestinas, actividad que se registra principalmente los fines de semana en puntos periféricos de la comuna.

Algunos videos que circulan en redes sociales muestran cómo un grupo de conductores, con sus vehículos arreglados para ese fin, cortan por algunos minutos avenida Las Industrias a la altura de Sor Vicenta para correr, sin importar los automóviles que circulan en el área, animados por decenas de espectadores que se ubican en el bandejón central o en las veredas.

Al respecto, el prefecto de Carabineros de Biobío, coronel Luis Rozas, informó que en relación al año pasado, existe un aumento de un 15.15% de las infracciones cursadas en lo que va del 2020, y añadió que “podríamos decir que hemos aumentado los controles, y hemos hecho distintas fiscalizaciones y en diversos puntos de la provincia, con apoyo de la patrulla Centauro y la brigada de tránsito”.

El oficial explicó que si bien como uniformados tienen la facultad para infraccionar por las condiciones en que transite el conductor, la adulteración del automóvil, o el estado de la documentación; son finalmente los magistrados del juzgado de policía local quienes pueden determinar sanciones.

Más allá de la amonestación, Rozas puso énfasis en que este tipo de procedimientos no sólo son peligrosos para quienes los controlan, sino también para toda la comunidad, y “para quienes huyen, que lo hacen descontroladamente y pueden producir un accidente mayor, con consecuencias fatales”.

AUMENTO DE SANCIONES

A juicio del alcalde Esteban Krause, este tipo de acciones no pueden “ser consideradas una infracción de tránsito, esto tiene que ir más allá de eso, porque las personas se toman la calle, impiden la normal circulación de otros vehículos, ponen en riesgo la vida de otras personas, y en ese sentido esta es una sanción que tiene que tener mucho más allá que una multa en el juzgado de policía local”.

El edil fue más allá, y dijo “creo que debería ser casi una denuncia criminal, quitarle los vehículos, generar un impacto un poquito más fuerte de lo que hoy día ocurre, y en ese sentido hacer un llamado a estos jóvenes, a estas personas, que lo que están haciendo es jugar a la ruleta rusa, porque en algún momento y como ha ocurrido en otras ocasiones, existen los accidentes, y accidentes fatales, y estos vehículos no tienen ninguna medida de seguridad”.

Considerando que los juzgados de policía local dependen de los municipios, Krause enfatizó que “es Carabineros el que tiene que pasar las infracciones, yo entiendo que nuestros jueces han actuado cuando les han llegado algunas denuncias, con el máximo de severidad”.

En relación a las medidas que como corporación edilicia ha tomado, sostuvo que “lo que hemos hecho es ir poniendo lomos de toro, que impidan que se generen largas cuadras abiertas a estas carreras, pero no lo podemos hacer camino a Cerro Colorado o camino a Santa Clara”.

Sobre a la posibilidad de normar esta actividad con la implementación de un autódromo, sostuvo que se reunió con los corredores, sin embargo quedó con la sensación de que “la solución no es el autódromo, porque ellos lo que buscan es la adrenalina de las calles”.

EL AUTOMOVILISMO COMO DEPORTE

Desde el cinco de diciembre del año 1999 que en Los Ángeles existe el club de automovilismo “Calasac”, actualmente presidido por Karlheinz Klagges, quien contó a Diario La Tribuna que se reunieron con el alcalde para ver la posibilidad de construir un autódromo, y quedaron en analizar la posibilidad de terrenos y sus valores.

“Nosotros tenemos un autódromo acá, pero es arrendado, es particular, en el sector Huaqui, lo tenemos hace 20 años ya, pero no es nuestro ni municipal, los dueños nos facilitan para poder correr en nuestra competencias anuales”, precisó.

Los cerca de 80 miembros del club se toman la actividad como un deporte, y cuentan “con autos para correr con jaula, cinturones y todo lo que implica la seguridad tanto para el piloto y del público”.

Klagges explicó que “nosotros hemos hablado con los jóvenes para que se integren a nuestro club, o en otro, pero a ellos les gusta esa adrenalina en la calle, y en algunos sectores rurales”. De hecho, dijo que de sus socios, cuentan con al menos diez pilotos que han salido del clandestino para unírseles.

Así las cosas, se espera que dentro de los próximos meses existan avances en torno a la ley en trámite que endurecería las penas para quienes no solo ocasionan ruidos molestos y alteraciones al tráfico vehicular, sino que además ponen en peligro su vida y la de otras personas.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes