suscríbete al boletín diario

Noticias

Más de mil familias fueron beneficiadas con el programa Renace en Yumbel

La iniciativa se enmarca en un programa propio de la comuna para ayudar a los vecinos del sector urbano y rural a producir sus propios alimentos.


 Por La Tribuna

8.1

Marisel Venegas Díaz

[email protected]

Las actividades familiares y propias de la tierra son una iniciativa que en tiempos de pandemia toman relevancia, por el tiempo que las personas pasan en sus hogares, es por ello que, en la comuna santuario una pequeña parte de la ayuda a la comunidad se ha basado en instaurar iniciativas sustentables, por lo que surge el programa “Renace Yumbel”.

Este proyecto es gracias a fondos municipales destinados para que más de mil familias fueran beneficiadas con cien plantines para cultivar en sus hogares donde, además, se entregó fertilizante y algunas instrucciones para volver a conectarse con la tierra.

Sobre esta iniciativa el alcalde de la comuna Juan Cabezas Vega comentó que “este es otro tipo de ayuda en medio de esta pandemia, lo que contribuye directamente a que los vecinos sean autosustentables y puedan producir sus propios alimentos, lo que nos hace muy bien a todos”.

Uno de los gestores de este programa fue el concejal de la comuna, Mauricio Ruiz, quien agregó que “las bandejas entregadas por nuestro municipio contienen fibra, mineral, proteínas y vitaminas, las que serán entregadas por las distintas unidades vecinales y esperamos sea un gran beneficio para la comunidad.

Los almácigos que comenzaron a ser distribuidos en la comuna de Yumbel contienen variedad de vegetales como rúcula, espinaca, cilantro, betarraga y lechuga, apoyo que se traduce en un importante ahorro para el hogar de todas estas familias quienes agradecieron este apoyo.

LAS BENEFICIARIAS

Marina Zúñiga, presidenta de la junta vecinal de Villa Evangelista dijo que “este es un importante aporte sobre todo para los vecinos que gustan de la tierra, con esto se podrán recrear en medio de esta pandemia y también producir sus propios alimentos lo que es muy favorable para todos”.

Desde otro sector, María Briones, de Villa Héctor Dávila sostuvo que “tengo la tierra preparada para comenzar este proyecto, que lo encuentro muy bueno y espero que se vuelva a repetir para llegar a muchos otros hogares”.

Según agregaron los profesionales de la municipalidad, con un óptimo cuidado y atención, dichos plantines podrían comenzar a ser cultivados en aproximadamente 30 días, para que sus mismos productores puedan disfrutar de una producción sana y natural.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes