suscríbete al boletín diario

Noticias

Los 40 años de relación de la provincia de Biobío con el nuevo ministro del Interior

Víctor Pérez Varela inició su carrera política en 1981 cuando asumió la alcaldía de Los Ángeles. Después, fue elegido diputado y senador por esta zona hasta que ayer fue designado ministro del Interior por el Presidente Sebastián Piñera.


 Por Juvenal Rivera

WhatsApp Image 2020-07-28 at 13.23.35

Los 40 años de actividad política del nuevo ministro del Interior, Víctor Pérez Varela, han estado indisolublemente relacionados a Los Ángeles y la provincia de Biobío. Desde que en febrero de 1981 fue designado por la dictadura militar como alcalde de la capital provincial – en reemplazo de Alamiro Díaz Boggiano -, hasta que en la jornada de ayer debió asumir como jefe del gabinete político del Presidente Sebastián Piñera.

Un año después de haber iniciado su trabajo edilicio, al que llegó con solo 26 años de edad, debió asumir una de las peores emergencias que hubiese enfrentado la ciudad en su historia.

A fines de marzo de 1982, un incendio arrasó con decenas de mediaguas del campamento “En Tránsito”, la mayor población callampa que ha existido en la ciudad en su historia.

En esa ocasión, hubo más 2 mil 500 damnificados, quienes debieron ser reubicados en improvisadas carpas de campaña en los corralones municipales, a la espera de la entrega de sus viviendas definitivas.

Ese panorama se puso mucho más difícil cuando el país entró de lleno en una gran crisis económica, con la brutal desvalorización del peso, el cierre de fábricas – como la planta Iansa – y una cesantía galopante que se disparó sobre el 25%. Víctor Pérez renunció en 1987, siendo reemplazado por Ricardo Acuña Casas.

Aunque fue el principal representante de la opción Sí en el plebiscito del 5 de octubre de 1988, al año siguiente se alistó para ser candidato a diputado por el distrito 47 de Biobío, que agrupa a 12 de las 14 comunas de la provincia. Electo con la primera mayoría, asumió el cargo en marzo de 1990.

Fue reelecto en 1993, 1997 y 2001. Aunque en un principio tuvo un perfil más bien bajo, a mediados de los ’90 adquirió notoriedad nacional por su afán fiscalizador, en especial, por los escándalos en el Ministerio del Interior, con la dupla “Pérez & Pérez” que hizo con la diputada Lily Pérez.

En 2005 buscó un cupo en el Senado por la circunscripción N° 13 o Biobío Cordillera y lo consiguió desbancando al entonces senador Mario Ríos Santander. Reelecto en 2013, ya no tenía opciones de seguir en el mismo cargo por la limitación a dos periodos en el caso de los integrantes de la Cámara Alta.

El fin de semana último, en declaraciones al diario La Discusión de Chillán, Víctor Pérez, volvió a asegurar que no se repostularía a cargos de elección popular. También descartó ser candidato a la alcaldía por Los Ángeles.

CREADOR DE LA UDI

En paralelo a sus cargos públicos, Víctor Pérez fue el creador de la Unión Demócrata Independiente (UDI), siguiendo el ideario político de Jaime Guzmán, que se caracterizó por su respaldo explícito a la dictadura militar.

Como tal, fue el principal articulador de la colectividad gremialista en Los Ángeles con el apoyo de Joel Rosales y Eduardo Borgoño, que después llegaron a ocupar la alcaldía de la capital provincial.

Su mayor éxito político fue en las elecciones de 2009 que no solo permitieron que la derecha llegara a la Presidencia con Sebastián Piñera, sino que consolidó a Juan Lobos como el diputado con primera mayoría en el distrito 47, a la alcaldía de Joel Rosales (defendida con éxito en 2008 tras su triunfo en 2004) y la designación de un militante de sus filas (Renato Paredes) en la Gobernación de Biobío.

Y, por cierto, con Víctor Pérez a la cabeza como senador por la circunscripción Biobío Cordillera.

Sin embargo, lo que construyó en 2010 se empezó a desmoronar al año siguiente con la muerte del diputado Juan Lobos en accidente de tránsito (abril de 2011). Su reemplazo en la Cámara Alta, Joel Rosales, fue derrotado en 2013 con una bajísima votación que permitió el doblaje de la Concertación. El reemplazante de Rosales en la alcaldía, Eduardo Borgoño, sería también derrotado, en esa ocasión por el radical Esteban Krause en las municipales de 2012.

ALEJAMIENTO

Sin embargo, en los últimos dos años, Víctor Pérez Varela hizo notorio un evidente alejamiento con la provincia de Biobío. El foco de su actividad política lo concentró exclusivamente en la recién creada Región de Ñuble.

De hecho, sus pautas de actividades, comunicados de prensa y posteos en redes sociales han versado sobre lo que acontece en la región creada hace algunos años.

Una de las demostraciones más elocuentes de dicha distancia con la zona ocurrió hace poco más de un año cuando cerró su oficina de atención de público en la cuadra cinco en la calle O’Higgins de Los Ángeles. De esta forma, puso fin a su oficina parlamentaria, la misma que funcionó por casi tres décadas.

EL OTRO MINISTRO DEL INTERIOR DE LA ZONA

Antes del nombramiento de Víctor Pérez en el cargo de ministro del Interior, la historia local registra el caso de otro personero público de la zona que ocupó las mismas funciones.

Se trata de Bernardo Leighton, quien – entre 1964 y 1968- fue nombrado como jefe del gabinete político del Presidente Eduardo Frei Montalva.

Leighton, oriundo de Nacimiento y radicado en Los Ángeles desde los cuatro años, fue fundamental para conseguir los proyectos habitacionales, como la población Orompello. También tuvo un rol clave para conseguir los recursos que permitieron la construcción de los nuevos edificios del Liceo de Hombres, del de Niñas, Comercial y Técnico.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes