suscríbete al boletín diario

Noticias

La intensa labor solidaria que ha desplegado el Obispado de Los Ángeles

Ollas comunes, almuerzos fraternos, roperos para migrantes, entre otros, se han organizado para apoyar a las familias más golpeadas por la crisis socioeconómica de coronavirus.


 Por Juvenal Rivera

11-1, raciones de alimentos

La crisis económica derivada de la pandemia del coronavirus, que ha dejado a miles de personas sin empleo y que ha causado una merma importante en los ingresos de otros cuantos cientos de familias, ha ocasionado que la solidaridad aflore en organizaciones e instituciones para canalizar apoyos.

Se trata de acciones que se llevan a cabo en paralelo a la labor que realizan los organismos públicos, como la Gobernación y las Municipalidades.

En el caso de Los Ángeles, buena parte de esa labor se ha llevado a cabo desde la Pastoral Social (Caritas) y de las parroquias dependientes del Obispado de Santa María de Los Ángeles.

A través de diversas campañas, han podido sostener el funcionamiento de ollas comunes y comedores fraternos, además de la confección de frazadas y centro de acopio de prendas de vestir.

COMEDOR FRATERNO

La labor que se viene desplegando desde mucho antes de la pandemia del coronavirus es el comedor fraterno que funciona en la sede de la Pastoral Social, en la avenida 21 de Mayo, casi al llegar a la calle Ercilla.

Debido a las normas sanitarias, no se pueden usar sus instalaciones para almorzar, pero de lunes a viernes, se entregan las raciones a 80 personas que viven en situación de calle. Esta labor es complementada con la denominada “Mesa de Don Orione”, que entrega un similar número de porciones en la jornada de día domingo.

OLLAS COMUNES

Las ollas comunes se mantienen en tres puntos de la ciudad. De lunes a viernes funciona una en la escuela Juan Pablo II del sector Santiago Bueras, con 100 raciones diarias que se entregan de lunes a viernes.

En la capilla Santiago Apóstol, en el área sur de Los Ángeles, se entrega 250 raciones diarias los lunes, miércoles y viernes. En la parroquia Sagrada Familia, del sector Pedro Lagos, opera otra olla común que, de lunes a viernes, entrega 60 porciones de comida preparada.

En la parroquia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro funciona la panadería solidaria que, de lunes a viernes, entrega 250 panes paras las ollas comunes.

ROPA

Por otro lado, está el Ropero para Migrantes, cuyo propósito es proporcionar prendas de vestir y ropa de cama a las familias de migrantes avecindados en Los Ángeles, principalmente venezolanos, a fin de ayudarlos a capear las bajas temperaturas de la zona.

Lo anterior se complementa con la campaña “Tejiendo sueños”, que invita a las señoras a realizar tejidos de 20×20, los cuales se unen para convertirlos en frazadas. Cada una se entrega a familias vulnerables, en especial de adultos mayores.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes