suscríbete al boletín diario

Noticias

Quilleco: Vecinos que ocupan terreno municipal exigen tener conexión a servicios básicos

“Nos vimos en la necesidad de venir y pedir la intervención del gobernador Ignacio Fica para que apure una solución”, aseguró vocera de un grupo de 32 familias quillecanas.


 Por Juvenal Rivera

81, Toma Zunino

Una decena de vecinos de la denominada “Toma Zunino”, en la comuna de Quilleco, llegó hasta la Gobernación Provincial de Biobío con el fin pedir la intervención del organismo para que puedan conectarse a los servicios de agua potable y electricidad.

Según explicó Lorena Díaz, una de las voceras de las familias, explicó que todo partió el 28 de abril cuando ocuparon un terreno de cuatro hectáreas que pertenece al municipio quillecano. Se trata de un lugar situado en el sector norte de la localidad de Quilleco, contiguo a la población San Lorencito, el cual ya había sido donado en su tiempo por el empresario Ítalo Zunino para fines habitacionales.

La acción de fines de abril fue gatillada por la necesidad de tener un lugar donde vivir, acicateado por la pérdida de puestos de trabajo debido a la pandemia del coronavirus, y la consiguiente imposibilidad de pagar arriendos.

Después de dos semanas, consiguieron la cesión de una parte del terreno por parte de la municipalidad con el compromiso que cada familia se haría cargo de levantar su casa en un espacio de terreno asignado a cada uno para ese fin.

Sin embargo, según Lorena Díaz, desde esa fecha que vienen solicitando que la corporación edilicia de Quilleco se abra a la posibilidad de permitir la conexión al sistema de agua potable que está en la población San Lorencito, y al tendido eléctrico.

Esas condiciones, afirmó, son fundamentales para instalarse en el lugar y comenzar a construir sus viviendas.

Sin embargo, sostuvo que no han tenido respuesta del municipio, pese a que lo han solicitado en varias ocasiones. Por eso, añadió la mujer, “nos vimos en la necesidad de venir y pedir la intervención del gobernador Ignacio Fica para que apure una solución”.

Según aseguró Lorena Díaz, “la urgencia de tener un lugar donde vivir” los tiene agotando todos los medios para que puedan hacer posible el sueño de la casa propia, después de dos décadas de espera.

De hecho, aseguró que ya hay dos familias que se instalaron en el terreno y que están construyendo sus viviendas aunque sin la posibilidad de conectarse a los servicios básicos.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes