suscríbete al boletín diario

Noticias

¿Son los juegos electrónicos, locales esenciales en tiempos de pandemia?

31 patentes comerciales de este tipo se encuentran activas en Los Ángeles, una veintena de ellas funciona en el centro de la ciudad, y el resto, en áreas periféricas.


 Por La Tribuna

Casino 2

Las máquinas electrónicas, de destreza o de azar, han proliferado durante los últimos años, como espacios de distracción y entretenimiento, a disposición no sólo en las áreas comerciales de las urbes, si no también extendiendo su alcance a los barrios y las poblaciones.

Más allá del fin de estos negocios, actualmente están en tela de juicio, por la relevancia del servicio en tiempos de pandemia, donde –se supone- deberían privilegiarse los locales esenciales y básicos para el desarrollo cotidiano de las personas.

El alcalde Esteban Krause ha puesto sobre el tapete en más de una oportunidad lo anterior, y nuevamente indicó que “desde los primeros días que empezó esta pandemia, yo señalé que había que restringir el horario de funcionamiento de algunos locales comerciales que a todas luces no son prioritarios, y entre esos obviamente están los casinos de juegos electrónicos que existen en nuestra comuna de Los Ángeles”.

Para el edil, dichos espacios “lo único que hacen es llamar más gente, aglomerar personas, y eso obviamente, no es de ninguna prioridad, y en ese sentido lo he pedido reiteradamente a las autoridades sanitarias y al gobierno, que restrinjan estos horarios, y en particular de este tipo de establecimientos, pero también lo he señalado en forma general creo que una forma de inhibir la movilidad sin llegar a una cuarentena, es precisamente mejorar el horario desde la perspectiva de lo que estamos viviendo”.

En la misma línea, Pedro Valdés, presidente de la Sociedad de Trabajadores Independientes de la Vega Los Ángeles –Sotrainvela- sostuvo que “esos negocios no son de primera necesidad, aunque han buscado los resquicios para seguir abriendo. Local que se desocupa ellos los han ido abriendo, pero no es un lugar que debería estar abierto para pasar esta pandemia”.

El dirigente dijo que por los trabajadores que allí se desempeñan “entendemos que esos lugares tienen que subsistir de alguna manera, pero es más foco de infección que de soluciones, para el común y corriente de los angelinos”.

RIESGO SANITARIO

Más allá del debate sobre lo esencial del funcionamiento de estos locales de entretención, Miguel Pezoa, presidente de la Cámara de Comercio Servicios y Turismo de Los Ángeles, precisó que “es poco lo que aportan a la actividad empresarial dentro de la ciudad”.

“Hemos tenido varias reuniones internas en que hemos tratado este tema y estamos en absoluto acuerdo con las autoridades sobre cerrar estos casinos, porque en realidad han servido como medio para fomentar el que muchas personas se pongan ludópatas y que permanentemente estén gastando los recursos que ganan en los casinos”, aseveró.

Pezoa fue más lejos, e hizo ver el riesgo sanitario que existen en dichos establecimientos. “Ellos no respetan los espacios sociales que deben haber que deben ser dos metros, y este tipo de casinos no tienen ningún resguardo, ya que no hay al ingreso un aseo adecuado, como poner algún liquido protector o que las máquinas se manipulen con guantes, y es más, los horarios de funcionamiento son muy extensos”.

Pero, si estos locales cumplen con el pago de sus patentes, y no existen restricciones desde el nivel central para su funcionamiento, ¿qué se puede inspeccionar? Hugo Rojas, jefe del Departamento de Acción sanitaria de la Seremi de Salud de Biobío, explicó que “se fiscaliza desde el punto de vista de la cantidad de personas en su interior, y el uso obligatorio de mascarillas, sobre el local cerrado por más de diez personas, en lo particular que son las medidas que se pueden supervigilar, toda vez que no existe ninguna restricción de que estas actividades económicas por si solas puedan dejar de funcionar”.

CONTROL POLICIAL

Según la estadística policial, la Prefectura de Biobío tiene antecedentes sobre delitos como robo con intimidación, robo en lugar habitado, y no habitado, asociado a estos locales que son atractivos para los delincuentes, porque mantienen dinero en efectivo a raíz de las apuestas.

En ese sentido el coronel Luis Rozas, mencionó que en ellos se fiscaliza que “cuenten con la patente comercial al día, que se cumpla la ley de trabajo, que no haya ingreso de menores, el no consumo de alcohol, y ahora, los protocolos Covid-19”.

A su vez, desde la Prefectura se mantienen patrullajes caninos por parte del personal de OS-7, e inspección de la unidad especializada OS-10, en el caso de los locales de juego y entretenimiento que cuentan con guardias privados de seguridad.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes