suscríbete al boletín diario

Noticias

Experta entrega consejos para enfrentar la partida de un ser querido en tiempos de pandemia

Cuando Chile atraviesa una de las peores pandemias de su historia, la necesidad de acompañamiento emocional y espiritual se hace cada vez más importante para afrontar de mejor forma la muerte de un ser querido.


 Por Benjamín Ahumada

DE-CONTEXTO-FUNERAL

En las últimas semanas el Covid-19 ha dejado estragos en nuestro país, con siete millones de personas en cuarentena en todo el país (40 comunas), más de 120 mil contagiados y más de 1.300 muertos. Lamentablemente, estas cifras aumentan a diario y es probable que sean más desgarradoras con la llegada del invierno y los cambios en los criterios para contabilizar a los fallecidos.

Aunque es bien sabido que la muerte es parte del proceso natural de todo ser humano (el ciclo de la vida), muy pocas personas están preparadas para enfrentarlo, sobre todo, cuando es de manera inesperada como lo es esta enfermedad de alto impacto, que no permite que los familiares se despidan del difunto ni acompañarlo en el velorio o funeral, debido las restricciones sanitarias para estas ceremonias cuando la causa de muerte fue el Coronavirus.

La psicóloga y coordinadora de la Unidad de Duelo de la empresa de servicios funerarios Inmemoria, Francisca Salvo, entregó algunas recomendaciones para abordar este difícil momento que está afectando a miles de familias en nuestro país y en todo el mundo, donde se contabilizan más de 380 mil decesos.

EVITAR EL AISLAMIENTO SOCIAL

Muchas veces la gente que ha perdido un ser querido comienza a evitar el contacto con otras personas, porque todas las autoridades han manifestado que se debe efectuar el aislamiento social. Más que aislarse es aconsejable el distanciamiento físico, ya que podemos compartir nuestros sentimientos por otros medios, por ejemplo, las videollamadas.

“Es muy beneficioso tomarse un tiempo para que fluyan las emociones desagradables de no poder compartir físicamente, sobre todo, para los que de alguna manera sienten que además de perder un ser querido están perdiendo en cierta medida la libertad de expresarse. También es útil escribir y reflexionar acerca de la experiencia de dolor y llorar porque es una buena forma de enfrentar la pena en vez de evadirla con actividades”, enfatizó la experta.

Una estrategia para manejar la ansiedad y el miedo ante tantas interrogantes sobre el momento en que finalmente se materializará el encuentro con el ser querido que falleció, es escribiendo algunas palabras y conversando sobre ello consigo mismo y con alguien más. El ejercicio físico también es sumamente bueno para liberar tensiones y estrés y, por último, es relevante manejar esos pensamientos desagradables que a veces llenan de fantasías y nos dejan inhabilitados de hacer cosas, precisó Salvo.

RRSS Y FUNERALES DIGITALES

Según la especialista, en estos casos todos necesitan un espacio físico y emocional donde visibilizar la pérdida, sobre todo, cuando es muy importante.

“Una de las formas es a través de las plataformas online como las redes sociales. Estamos aprendiendo a necesitar la conexión y la capacidad de relacionarnos a través de otras formas y ahí la tecnología nos ha ayudado bastante en esta tarea”, expresó la psicóloga.

Una opción de acercar el rito a las casas es a través de los servicios funerarios vía streaming, siendo una oportunidad de consuelo para los familiares y amistades cuando los rituales de despedida no son viables o hay limitaciones como sucede actualmente (cuarentenas, cordones sanitarios, toques de queda, entre otros). Preparar un ritual claramente va a ser importante cuando acabe la crisis y antes de hacerlo es necesario planificarlo en familia, es crucial considerar que está necesitando cada uno de los integrantes para ello, cómo lo están viviendo en el momento en que van a planificar la ceremonia, qué les gustaría hacer, cuándo quisieran efectuarlo y tomar en cuenta la opinión de los más pequeños del hogar, complementó.

“Los funerales a través de plataformas online es lo que nos va quedando, es lo que está disponible. Es la forma de que podamos tener algún contacto social con la pérdida, y esto no quiere decir que estemos elaborando así el proceso y que no vayamos a hacer otro tipo de ceremonia. Luego tendremos la posibilidad de conversar sobre cómo lo sintió cada uno de esa manera y de preguntar qué está necesitando cada cual, y poder poner en palabras lo difícil o cómodo que está siendo la situación”, concluyó la coordinadora de la Unidad de Duelo de la funeraria Inmemoria.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes