suscríbete al boletín diario

Noticias

Hospital de campaña en Avenida Alemania tendrá capacidad para más de cien pacientes

Fue habilitado en conjunto entre el Servicio de Salud Biobío y CMPC, cuyo traspaso se firmará hoy


 Por La Tribuna

b7d74f77-7f24-49be-a69c-4e6ad239e8ff

Un completo recorrido por las ex oficinas de la Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones (CMPC), ubicadas en avenida Alemania de Los Ángeles, realizó el equipo de prensa de Diario La Tribuna antes de la firma del convenio.

El establecimiento, que fue readecuado para recibir a más de un centenar de pacientes de menor complejidad, cuenta con una serie de dependencias que permitirán el despliegue de médicos, enfermeras y todo el personal asociado, como si se tratase de un hospital comunitario.

Si bien en un inicio se pensó como residencia sanitaria para pacientes con Covid-19, la idea fue alcanzando esta nueva dimensión, con el fin de aprovechar el espacio y descomprimir el Complejo Asistencial “Dr. Víctor Ríos Ruiz”, que recibirá en gran parte la carga asociada a la pandemia.

El hospital de campaña contará con 116 camas básicas equipadas según las normas de atención para recintos de baja complejidad, lo que incluye farmacia, sala de reanimación y de procedimientos, un espacio transitorio para cadáveres, bodega, residencia para personal, vestidores, comedores, entre otros.

IMPLEMENTACIÓN TÉCNICA

El doctor Richard Martínez, asesor de implementaciones extra hospitalarias del Servicio de Salud Biobío, explicó a La Tribuna, que “hace varias semanas se está trabajando en la transformación de estas oficinas que quedaron de CMPC, las hemos acondicionado, aumentando la dotación de baños y duchas, instalando lavamanos en los pasillos, y botando pasillos para dar el paso a salas clínicas”.

Con respecto al personal que allí trabajará, Martínez detalló que “serán médicos general de zona, de momento son 12, más un subdirector médico. Nuestros pacientes serán de complejidad básica, Covid negativo en un principio, y vamos a recibir pacientes desde urgencia y del servicio de medicina interna o adulto indiferenciado desde el Complejo Asistencial”.

Las personas serán atendidas en dependencias divididas en cuatro alas – se podría habilitar una quinta-, y cada una de ellas contará con estación de enfermería y servicios higiénicos, por lo que no se toparán con el fin de mantener acotado los contagios de coronavirus, en caso de presentarse alguno. Cada una de las habitaciones cuentan con un alto estándar y la capacidad varía de una a cuatro camas.

A los servicios se sumará telemedicina en caso de requerir consulta avanzada, además del trabajo de kinesiólogos y sicólogos según se necesite. Adicionalmente, una asistente social será la encargada de entregar la información de salud a las familias de los pacientes, dado que estos no podrán recibir visitas.

CONVENIO PÚBLICO-PRIVADO

La habilitación de un hospital de campaña de estas características en Los Ángeles fue posible gracias a un convenio público-privado entre la papelera y el Servicio de Salud Biobío, donde la primera parte cedió el espacio y una serie de arreglos para su adecuación, mientras la repartición gubernamental implementó los insumos médicos y además provee de personal idóneo.

Felipe Alveal, subgerente de Asuntos Públicos de CMPC Celulosa, relató que “este edificio lo teníamos en desuso hace más de un año, y reunía las características y las condiciones para poder albergar en un principio una residencia Covid, que luego se fue transformando en un hospital de campaña, que básicamente es un hospital comunitario”.

El profesional agregó que “decidimos mejorar la infraestructura, e incorporar más equipamiento que diera respuesta a lo que requería el Servicio de Salud para habilitar este hospital, y es por eso que ya estamos llegando a término con este mejoramiento, y ya lo estamos entregando a manos de la comunidad, para que pueda ser utilizado para las labores que fue arreglado”.

Esto implica además de facilitar de forma gratuita el edificio, el financiamiento de una serie de obras civiles, como implementación de calefacción central, cambio de piso alfombra por uno lavable, entre otros.

Tras la firma del convenio que comenzó a regir desde el 1 de junio, las dependencias ya están en condiciones de recibir pacientes, no sólo de la provincia de Biobío, sino de cualquier parte del país, ya que el recinto queda a disposición de la Unidad de Gestión Centralizada de Camas del Minsal.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes