suscríbete al boletín diario

Noticias

En emergencia sanitaria agricultores podrán acceder a seguros

El año pasado, un 47% de los seguros se concentró en la región, porcentaje fuertemente marcado por la comuna de Los Ángeles con 269 pólizas.


 Por Claudia Robles

colmena

En el sector agrícola, la incertidumbre que provoca el avance y propagación de casos de coronavirus se suma al impacto del cambio climático que, al paso de los años, provoca sequías, lluvias extemporáneas, heladas, granizos y otros eventos que se han agudizado en el último tiempo.

Dichas condiciones han aumentado los riesgos para el campo chileno y su gente. Solo basta recordar los granizos, lluvias y heladas que año a año afectan a algunos fruteros del país o el viento con polvos salinos, en el caso de los tomateros del Valle de Lluta, en Arica.

La región y la provincia de Biobío, no están al margen del impacto que provoca este panorama en suelos productivos. Es así como en la región, en los últimos años, las contrataciones de los seguros silvoagropecuarios han superado con creces las expectativas, expresó el seremi de Agricultura, Francisco Lagos.

A modo de ejemplo, citó que solo en 2019 se contrataron 1.082 pólizas por un asegurado de 1.295 UF. Del total, 511 son seguros solicitados por los agricultores en la provincia de Biobío, es decir, un 47% del nivel regional, porcentaje fuertemente marcado por la comuna de Los Ángeles, con 269 pólizas (casi del cuarto del total).

El titular regional de Agricultura detalló que “Agroseguros tiene por objetivo desarrollar y promover este tipo de instrumentos de gestión de riesgos en el sector, además de administrar un apoyo del Estado para el copago de las primas de estos seguros, que van en beneficio de los productores afectados por algún fenómeno climático o si alguno de sus animales sufre alguna enfermedad”.

“Se trata de proteger a los agricultores de las pérdidas económicas que provocan los daños ocasionados por los eventos climáticos, eventos de la naturaleza y enfermedades, permitiéndoles recuperar el capital de trabajo invertido y de esta forma mejorar su estabilidad financiera permitiendo la continuidad del agricultor y su grupo familiar en la actividad productiva”, agregó Lagos.

ASEGURAR EL ABASTECIMIENTO

Ricardo Prado, director ejecutivo de Agroseguros, explicó que se trata de una instancia que cuenta con subsidio estatal. “Día a día vemos a hombres y mujeres que trabajan nuestras tierras, entregando el sustento a sus familias y produciendo los alimentos que necesitan chilenas, chilenos y consumidores de todo el planeta para asegurar el abastecimiento”.

Acotó que factores externos ponen el riesgo la producción y fuentes de empleo, “sabemos que cada temporada agrícola implica un gran esfuerzo humano y una importante inversión, cuyo éxito también depende de las condiciones climáticas entre otros factores y ahora de cómo logremos sortear esta emergencia sanitaria”.

En paralelo, resaltó que la contingencia sanitaria producto de la pandemia mundial, provoca natural incertidumbre en el sector. “Estamos consciente de esta situación y de la necesidad de hacer frente a estos riesgos, es por ello que quiero afirmar que el Ministerio de Agricultura, a través de Agroseguros, tiene asegurada la disposición para todos los fruticultores chilenos de los seguros agrícolas que desde hace 20 años están operando en nuestro país para que puedan seguir protegiendo su trabajo, esfuerzo y futuro” en alusión directa a dos seguros con subsidio estatal.

“Para que los fruticultores puedan seguir transfiriendo sus riesgos a terceros, protegiendo su inversión ante diversos riesgos climáticos, eventos de la naturaleza e incendios”, acotó.

Están vigentes el Seguro Agrícola para Frutales contra riesgos climáticos y el Seguro de Incendio con Adicionales para Frutales, los cuales pueden ser contratados vía corredores de seguros, en la banca comercial o directamente en las compañías aseguradoras.

LOS RIESGOS Y LA PANDEMIA

El seguro agrícola para frutales permite asegurar contra riesgos como helada, granizo, lluvia, viento y nieve, dependiendo de cada especie y se pueden asegurar uvas, frambuesas, arándanos, pomáceas (peras y manzanas), nogales, kiwis y olivos. En tanto, el seguro de incendio con adicionales, protege la inversión en frutales (planta, frutos, así como el sistema de riego y de conducción asociado a la producción) cubre los daños causados por terremoto, erupción volcánica, aluviones, incendio, entre otros, pudiendo ser contratado para frutales mayores y menores a lo largo de todo Chile.

“En este complicado escenario de lucha contra esta pandemia mundial pretendemos continuar ayudando a un número importante de fruticultores, por lo que los invitamos a seguir conociendo este tipo de instrumentos con subsidio”, expresó el director ejecutivo de Agroseguros.  

Francisco Lagos, seremi de Agricultura: “El objetivo de los seguros para el agro es proteger a los agricultores de las pérdidas económicas que provocan los daños ocasionados por los eventos climáticos, eventos de la naturaleza y enfermedades”.

Ricardo Prado, director ejecutivo de Agroseguros: “Sabemos que cada temporada agrícola implica un gran esfuerzo humano y una importante inversión, cuyo éxito también depende de las condiciones climáticas entre otros factores y ahora de cómo logremos sortear esta emergencia sanitaria”

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes