suscríbete al boletín diario

Noticias

Del cortinaje a las mascarillas: la reinvención de un emprendimiento

”Cortinajes Tábita” está elaborando protecciones en tela antifluido y otra fusionada al calor.


 Por La Tribuna

f116813e-533d-4e36-9677-624acb566483

Jeannette Matus Hermosilla inició su negocio en el año 1991 elaborando todo tipo de prendas y cortinajes. El pedido que llegara, lo resolvía, recuerda. De forma paralela, hacía clases de corte y confección, ritmo que mantuvo por al menos cinco años. Luego decidió dedicarse completamente a la fábrica.

En estas casi tres décadas, Jeannette ha sabido reinventarse, ya que en sus inicios, el cortinaje era sólo un velo y una cortina de tela, sin embargo con el paso de los años, apareció el store, y ahora está evolucionando el mercado al sistema de roller, dúo, e incluso sistemas electrónicos.

“Tabita”, como la conocen sus clientes, cuenta con tres locales: la casa antigua, ubicada en calle Freire #470, un espacio en la galería Colón, donde vende decoración hogar (actualmente cerrado a raíz de la contingencia), y otro en Alcázar #630, donde se realizan gestiones asociadas a Chilecompra por licitaciones al Estado, sin contar las bodegas donde se preparan las distintas estructuras.

“Estoy muy acostumbrada a hacer cambios y a mantenerme siempre a la vanguardia. Si tú ves, los primeros store que se hicieron en Chile los hicimos nosotros. Saqué la idea de una revista americana que me trajo mi esposo. Ahora esos ya prácticamente no se están ocupando, y nosotros ya empezamos a hacer los roller, sistemas electrónicos, e incluso cortinas exteriores, lo que protege la ventana por fuera”, explicó la emprendedora.

GIRO RADICAL

Partió como una idea de protección para el propio personal de “Cortinajes Tabita”, así comenzaron a hacer mascarillas para prevenir contagios por Covid-19, las que además, repartieron entre amigos y en su entorno más cercano, hasta que comenzaron a llamar las empresas.

“No he realizado promoción, sólo fue el boca a boca, y hemos estado entregando 2 mil, 3 mil, 5 mil, una cantidad gigante  a diario, principalmente a empresas, y sin necesidad de publicidad”, enfatizó.

En la confección, utilizan una tela antifluido y antibacteriana, la que habitualmente se implementa en la elaboración de cortinas clínicas que se distribuyen a hospitales y centros médicos del país.

Existe otra variedad que se confecciona con tela fusionada al calor, igual protege, pero sus propiedades, al igual que su valor, es menor a la anteriormente señalada.

“Nosotros no hemos parado. Tenemos que entregar la otra semana cortinas a un hospital de Curacautín, la subsiguiente a un hospital de Concepción, y afortunadamente tenemos mucho stock de tela”.

Así, con la materia prima a disposición, las colaboradoras de Jeannette cada una de las mascarillas a través de un proceso manual, que incluyen el planchado de la tela, ya que no exista máquina que haga el prensado que éstas requieren.

INNOVACIÓN Y SERVICIO A LA COMUNIDAD

Pero esto no queda ahí, ya que a raíz de la sugerencia que realizó una doctora, Jeannette y su equipo decidieron diseñar un prototipo de escudo protector, que mantiene también a resguardo los ojos.

Ya pidió los materiales para comenzar la confección, y espera dentro de las próximas semanas el producto esté listo para salir al mercado a un precio accesible.

Más allá de aquello, Jeannette dice estar empeñada en entregar un servicio a la comunidad, por lo que las mascarillas se comercializan al por mayor y al detalle, previa coordinación a través de sus teléfonos de contacto.

Esta innovación a raíz de la crisis sanitaria que enfrentamos, más la mantención del resto de sus servicios, le ha permitido mantener al equipo de “Confecciones Tabita” sin bajas, y a su vez, el cumplimiento del resto de sus compromisos económicos con los proveedores.

Para consultas y compras:

Teléfono: 2319837

Celular: +56 9 96389918

Instagram: Cortinajes_tabita

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes