martes 31 de marzo, 2020

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Noticias

Los Ángeles, Tucapel y Quilleco bajo alerta amarilla por incendios forestales

Los siniestros están sin avance gracias al despliegue de las brigadas forestales y de los voluntarios del Cuerpo de Bomberos que han contenido las llamas, pese a las altas temperaturas, el viento y la baja humedad ambiental.


 Por Juvenal Rivera

52, incendio en Antuco-Quilleco

Tres comunas de la provincia de Biobío se encuentran en la categoría de alerta amarilla, a consecuencia de los incendios forestales que se iniciaron en la noche del miércoles y que se han prolongado durante la jornada de ayer.

Sin embargo, los siniestros están sin avance gracias al despliegue de las brigadas forestales y de los voluntarios del Cuerpo de Bomberos que han contenido las llamas, pese a las altas temperaturas, el viento y la baja humedad ambiental.

De acuerdo al reporte de la Corporación Nacional Forestal (Conaf), los tres incendios suman más de 470 hectáreas de pastizales, matorrales y plantaciones forestales.

El último foco se produjo en la tarde del jueves en el sector de Rucúe Alto, en la comuna de Antuco. La fuerza del viento lo trasladó hasta la vecina localidad de Quilleco, sumando más de 130 hectáreas afectadas.

El alcalde antucano, Miguel Abuter León, quien se trasladó a la zona afectada, detalló que el fuego puso en riesgo a algunas viviendas de su comuna: “Hubo el caso de una vivienda en que el fuego llegó a cinco metros. Las personas incluso tuvieron que evacuar y después llegaron a su hogar, y la casa estaba en pie. No hubo daño material ni a las personas”.

Las labores de combate y control de las llamas se enfrentaron al inconveniente de la geografía demasiado abrupta, lo cual limitó el ingreso a las zonas amagadas por la vía terrestre. El panorama empeoró cuando en la jornada del jueves no se pudo operar los helicópteros debido al fuerte viento puelche reinante en la zona.

Recién ayer y una vez que amainó el viento, se pudo contar con el apoyo aéreo para mantener a raya los principales focos.

LOS ÁNGELES

Aunque el incendio ocurrido en el sector de Tierras Nobles, entre las localidades de Santa Fe y Millantú, fue contenido en la jornada del jueves, se siguió trabajando ayer para liquidarlo por completo y evitar la reaparición de nuevos focos.

Ese siniestro fue el más grave de los tres ocurridos en la zona, destruyendo poco más de 195 hectáreas. Tampoco hubo daños materiales de envergadura, aunque las llamas estuvieron cerca de alcanzar viviendas.

TUCAPEL

La situación en Trupán Bajo, comuna de Tucapel, volvía ayer a la normalidad, luego de que un incendio forestal avanzara sin control por varias horas, acicateado por el fuerte viento que alcanzó rachas de 100 kilómetros por hora, y el intenso calor que superaba los 35 grados.

El siniestro partió hacia una zona alta conocida como La Meseta y se desplazó con rapidez por la vegetación reseca, lo que obligó a extremar recursos humanos y materiales para evitar que alcanzara a las viviendas de los sectores campesinos. Sin embargo, en la tarde del jueves se pudo contener y ayer se trabajaba en liquidar los focos menores.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
Newsletter

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes