domingo 29 de marzo, 2020

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Noticias

Testigo clave permitiría detención de autor de balacera que dejó un muerto en Los Ángeles

En la noche del jueves, un hombre de 29 años fue apresado por portar un arma de fuego robada, por lo que el tribunal de garantía de esta ciudad dictaminó la medida cautelar de arresto domiciliario en su contra. Sin embargo, existen antecedentes que fue quien disparó en contra de un individuo, por lo que pronto debiera ser detenido y formalizado por el crimen.


 Por Juvenal Rivera

42, los disparos atravesaron el parabrisas y costaron la vida de su conductor

Pese al sigilo de carabineros y de la Fiscalía, el relato de la mujer que salvó de morir en el tiroteo ocurrido el pasado 14 de febrero en el sector sur de Los Angeles, sería crucial para establecer la participación directa de Jaime Olivera Muñoz (29 años) en la balacera que terminó con la vida Luis Alejandro Sandoval Sandoval (27 años).

Por lo pronto, el hombre fue apresado por portar una arma de fuego que había sido denunciada por robo, por lo que el Tribunal de Garantía de esta ciudad resolvió dictaminar la medida cautelar de arresto domiciliario en su contra. Los delitos específicos son los de receptación (posesión de especies robadas) y de infracción a la Ley de Control de Armas, luego que se le sorprendiera con una pistola robada marca Colt con dos cargadores y su respectiva munición.

Sin embargo, su detención –ocurrida en la noche del jueves – podría ayudar a recabar mayores antecedentes sobre la brutal balacera, hecho ocurrido a plena luz del día en la calle Salvador Reyes, a la altura del 1600 de la población Escritores de Chile. Por lo mismo, trascendió que volvería a ser arrestado en los próximos días, esta vez para ser formalizado por el asesinato perpetrado hace una semana.

El hombre, que suma detenciones por diversos delitos, fue arrestado el jueves en la noche por una pareja de carabineros en motos todo terreno que realizaba un patrullaje de rutina, en uno de los pasajes de la población Domingo Contreras Gómez.

Según precisó el capitán Jorge Pohl, jefe de los servicios de la Primera Comisaría de Carabineros de Los Ángeles, los funcionarios “detectaron a dos individuos en una actitud sospechosa, lanzando uno de ellos un objeto al interior de un vehículo. A raíz de eso, se les realizó un control de identidad investigativo, determinando que el objeto lanzado era un arma de fuego tipo pistola con dos cargadores y su munición.

Sin embargo, el jefe policial fue cauto a la hora de referirse a la participación del hombre en el violento crimen perpetrado de hace una semana. “Es parte de la investigación, no lo podemos asegurar de manera tajante. La fiscalía continúa con la investigación respecto del homicidio”, indicó el capitán Pohl.

La misma cautela tuvo la Fiscalía Regional del Biobío que, de manera muy escueta, además de reseñar los cargos que se le imputaron a Olivera Muñoz en la jornada de ayer, sostuvo que “respecto de su eventual participación en un homicidio, la Fiscalía no se referirá públicamente”.

Por lo pronto, mientras el hombre debe cumplir la medida de arresto domiciliario nocturno, el tribunal estableció un plazo de 120 días para el cierre de la indagación por los cargos de porte y receptación de la pistola robada.

SOSPECHOSO

De acuerdo a las fuentes policiales, la balacera del 14 de febrero fue un ajuste de cuentas que tuvo su origen en un incidente violento ocurrido hace poco más de dos años y que costó la vida del hermano del supuesto agresor.

Dicha situación habría desencadenado una seguidilla de acciones de venganza, con varios episodios de violencia de por medio. Uno de los capítulos se escribió hace una semana en las calles del sector sur de la ciudad.

Ese día, la víctima conducía un vehículo marca Great Wall en compañía de su hermana, cuando fue interceptado por otro móvil desde el cual se bajó un hombre que descargó una decena de disparos en su contra. Tres balazos atravesaron el parabrisas del vehículo e impactaron de lleno en el cuerpo de Sandoval Sandoval. Otro le llegó a su hermana.

Pese a estar malherido, el hombre condujo hasta la unidad de urgencias del complejo asistencial “Dr. Víctor Ríos Ruiz” en búsqueda de atención médica. Sin embargo, murió en el mismo lugar, pese a los esfuerzos del personal médico. Su hermana de 24 años providencialmente escapó con vida ya que la bala sólo la habría rozado.

También se sospecha que el arma incautada en el operativo policial del jueves fue la misma empleada en la balacera.

Las diligencias por el asesinato fueron encomendadas por la Fiscalía a la Brigada de Homicidios (BH) de la Prefectura Provincial Biobío de la Policía de Investigaciones.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
Newsletter

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes