domingo 29 de marzo, 2020

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Noticias

Escepticismo entre usuarios por reunión sobre junta de vigilancia para sistema Laja

Boris Solar, secretario ejecutivo de la Mesa del agua, dijo que esperan que la DGA entregue una propuesta de trabajo. Sin perjuicio de lo anterior, “nosotros también estamos trabajando en una (propuesta)”. Socabío: “esperamos que las Direcciones de Obras Hidráulicas y General de Aguas tomen rápido la decisión de integrar la Junta de Vigilancia”.


 Por Prensa La Tribuna

Lago LAJA (104)

Este miércoles 19 de febrero se llevará a cabo una fundamental reunión que podría definir el futuro de la propuesta para crear una junta de vigilancia en el sistema Laja, que engloba al lago y al río del mismo nombre, la cual permitiría hacer un uso racional del recurso en un escenario marcado por la estrechez hídrica.

Convocados por la Dirección General de Aguas (DGA), los usuarios de dicho curso fluvial, incluidos representantes de asociaciones de regantes, de empresas de generación eléctrica y de compañías sanitarias, deberán volver a sentarse a la mesa para conocer las nuevas propuestas que permitan darle viabilidad al trabajo realizado desde 2013. De lo contrario, se corre el riesgo de echar todo por la borda y volver a fojas cero.

Ese encuentro está precedido por una sonada postergación a fines de enero, hecho que desencadenó los reclamos de los intervinientes. Ese encuentro fue gestionado en su momento por el ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno, después que los participantes de la Mesa de Trabajo por la Recuperación de las Aguas del Laja manifestaran sus serias aprensiones por la dilación y los cambios de última hora en las reglas del juego en el trabajo realizado para crear la junta de vigilancia.

En 2018, dicha instancia estaba ad portas de arribar a un acuerdo que diera vida a dicha herramienta que está considerada en el Código de Aguas y que ya opera en la mayoría de las cuencas de los ríos de la zona centro sur del país.

Sin embargo, uno de los usuarios – la asociación Canal Zañartu – cambió de opinión a lo hecho en la instancia que viene trabajando desde 2013, y abogó por exigir la totalidad de sus derechos de aprovechamiento de aguas y no los que ha usado históricamente. Lo anterior fue avalado por la Dirección General de Aguas cuando los demás usuarios plantearon sus observaciones a lo hecho por dicha organización de regantes.

OPINIONES

En la antesala a esa trascendental cita, La Tribuna se contactó con representantes de la provincia de Biobío. Uno de ellos es Boris Solar, secretario ejecutivo de la Mesa del agua, quien adelantó que esperan que la DGA entregue una propuesta de trabajo. Sin perjuicio de lo anterior, “nosotros también estamos trabajando en una (propuesta)”.

A su juicio, el punto crucial es la disposición del Canal Zañartu que reclama el reconocimiento de la totalidad de sus derechos de agua, que son el doble de los que históricamente ha extraído del río Laja. “Sin una posición que cedan de los 45 m3/s, es inviable seguir con la Junta”, aseguró Solar.

Por su parte, el presidente de la Sociedad Agrícola de Biobío (Socabío), José Miguel Stegmeier, dijo esperar que las Direcciones de Obras Hidráulicas y General de Aguas “tomen rápido la decisión de integrar la Junta de Vigilancia sobre la tuición de todo el sistema Laja, es decir, río y lago conjuntamente”.

También se sumó a las inquietudes por la disposición de la Asociación Canal Zañartu: “Nos preocupa que efectivamente la situación del Zañartu sea resuelta contemplando el bien común, ya que una extracción desmedida de aguas por ese canal, generaría un grave deterioro a quienes están aguas abajo, incluidos los Saltos del Laja”.

La Asociación Canal Zañartu es una de las organizaciones de regantes más antiguas del país. Extrae aguas desde el río Laja desde mediados de 1870 gracias al empeño del agricultor y político Manuel Arístides Zañartu, quien mandató la realización de dicha obra para irrigar su fundo Colicheo, situado en las cercanías de la comuna de Cabrero.

Debido a que es la primera organización que saca el vital elemento desde el curso fluvial para regar unas 15 mil hectáreas, su nivel de extracción es fundamental para conocer la disponibilidad aguas abajo, incluyendo también a los Saltos del Laja.

JUNTA DE VIGILANCIA

La junta de vigilancia tiene por objeto administrar y distribuir las aguas a que tienen derecho sus miembros, explotar las obras de aprovechamiento común y realizar los demás fines que le encomiende la Ley.

Lo que se procura es la adecuada convivencia entre los asociados titulares de derechos que se destinen, entre otras actividades, a la agricultura, a la generación hidroeléctrica, al turismo, al uso industrial, agroindustrial y habitacional, con el objeto que puedan ejercer sus derechos a plenitud y acorde con la legislación vigente.

Respecto a la calidad del recurso, velar por su condición, de acuerdo con la normativa vigente y para lo cual deberá efectuar las prácticas y controles que sean necesarios para este objeto.

Podrán participar, proponer y financiar, directa o indirectamente estudios técnicos, planes y programas voluntarios mancomunados con el objeto de mantener y/o mejorar la calidad del agua, programas de implementación de prácticas sustentables, paliativas o de mitigación de la contaminación que apunten a la preservación de la calidad del recurso.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
Newsletter

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes