suscríbete al boletín diario

Noticias

Llaman a denunciar robo de cables eléctricos en Biobío

Frontel registró 38 ilícitos de esta naturaleza durante el año 2019 en la provincia.


 Por La Tribuna

9.1 opcion 2 robo de cables material

Ciento once kilómetros de cable eléctrico fueron sustraídos en la provincia de Biobío durante el año pasado, en el marco de 38 robos, que afectaron las instalaciones de Frontel.

Así lo informó el jefe de Servicio al Cliente de dicha compañía en Biobío y Ñuble, Denny Vargas, quien precisó que si bien “el robo de cables afecta a todas las empresas de distribución, el daño final, y el más complejo, es para los vecinos, entendiendo que cuando es robo de cable, los vecinos se quedan sin luz”.

El profesional agregó que el panorama “se empieza a poner más complejo cuando te empiezas a alejar de los sectores urbanos, y llegas a los sectores rurales, que es donde por muchas horas quedan también sin agua, porque si no hay electricidad no funcionan sus bombas”.

En ocasiones, los cortes de electricidad se extienden por más de un día, ya que a veces quienes cometen el ilícito derriban árboles sobre las líneas para poder cortarlas, y en es posible restablecer el suministro de inmediato.

Lo anterior, genera pérdidas de alimentos perecibles, además de riesgos sanitarios por la carencia de agua, y posibles daños a electrodomésticos, por lo que Frontel realiza una campaña de prevención y denuncia.

MESA DE TRABAJO

Una mesa de trabajo público-privada en la que interactúan representantes de entidades de gobierno, empresas eléctricas, Ministerio Público y las policías, funciona hace un par de años, con el fin de identificar tanto a quien roba cable de cobre, como a quien lo compra.

Lo que piden, es que la comunidad esté atenta a situaciones extrañas, como a la presencia de personas sin uniforme en los postes del alumbrado público, sin identificación, sin elementos de protección, o bien que circulen en camionetas sin logo, lo que pueden denunciar de forma anónima a las policías, o bien al número 600 400 0101.

En dicha instancia de análisis, se ha podido establecer que existe toda una estrategia de robo, que llevan a cabo bandas especializadas, las que reducen y exportan el cobre, por lo que toda información sirve para evitar el hurto.

MULCHÉN LIDERA LAS CIFRAS ROJAS

La comuna bureana se vio altamente afectada durante el 2019 por el robo de cable eléctrico, según las cifras que aporta Frontel.

De los 111 kilómetros de conductor que fueron sustraídos en la provincia de Biobío el año pasado, 86 corresponden a Mulchén, mientras que de 38 hurtos en la zona, 22 ocurrieron en esa comuna.

Allí, las bandas organizadas no sólo han encontrado la estrategia perfecta robar, sino que también,  han identificado los artefactos que son más difíciles de reparar por parte de la compañía.

Las estadísticas permiten también identificar los períodos del año donde aumenta este delito, que son a fines de febrero, previo a las vacaciones de invierno, en septiembre y a fin de año.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes