suscríbete al boletín diario

Noticias

Pese a sequía: Socabío no prevé problemas para cultivos tradicionales

Para José Miguel Stegmeier, pese a la estrechez hídrica, “esperamos no tener dificultades de riego. Si bien tenemos caudales más bajos, hemos podido seguir regando nuestros cultivos de manera relativamente normal, lo que nos hace prever también una cosecha normal”.


 Por La Tribuna

71, cosecha de remolacha

Pese a la sequía que azota a la zona por décimo año consecutivo, el presidente de la Sociedad Agrícola de Biobío (Socabío), José Miguel Stegmeier, previó que la temporada para los rubros tradicionales –trigo, maíz, remolacha y raps– se está llevando a cabo de manera normal, sin afectar los rendimientos.

“Estamos con una temporada normal, pese a lo seco que ha estado. Estamos sacando todos los cultivos adelante, ya sea el trigo que está en plena cosecha, el maíz que se cosecha en otoño y la remolacha en invierno”, señaló.

De acuerdo con las estimaciones de la Asociación de Canalistas del Laja, durante el 2019 hubo una reducción de precipitaciones del orden del 30%, situación que se agudizó entre septiembre y noviembre. Esto los obligó a apurar la apertura de las bocatomas para irrigar los suelos agrícolas de la zona, incluso más de un mes antes de lo habitual.

Para Stegmeier, pese a la estrechez hídrica, “esperamos no tener dificultades de riego. Si bien tenemos caudales más bajos, hemos podido seguir regando nuestros cultivos de manera relativamente normal, lo que nos hace prever también una cosecha normal”.

A lo anterior se suma que la superficie sembrada se ha mantenido en el mismo nivel que la temporada pasada. A modo de ejemplo, el dirigente explicó que hay cerca de 11 mil hectáreas dedicadas a la remolacha entre las plantas refinadoras de azúcar de Cocharcas y Los Ángeles. En contraposición, solo el raps tuvo una caída en la superficie sembrada respecto a la temporada anterior.

PRECIOS

El titular de la Socabío también expresó su confianza en que se mantengan buenos precios empujados por el valor del dólar, que bordea los 800 pesos por cada divisa norteamericana. “Esto lo debe tener en cuenta la molinería para que pague lo justo, ya que el precio del trigo también ha subido en los mercados internacionales. Es un factor para que los molinos tengan la capacidad de entender que deben aportar a un sector productor que aporta una cantidad importante de trigo para los mercados internos”, argumento Stegmeier.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
cultivos tradicionalesJosé Miguel Stgemeiermaízrapsremolachasocabiotrigo

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes