sábado 24 de agosto, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Noticias

Madereros de Biobío y Ñuble piden que el gobierno intervenga para parar la crisis del rubro

La disputa económica entre Estados Unidos y China ha traído como consecuencia que se exporten menos productos derivados de la madera al mercado internacional, generando despidos masivos en el área.


 Por Gustavo Soto

9.1

La suspensión de turnos, vacaciones anticipadas, la desvinculación de los trabajadores y el temido cierre de algunas faenas son parte de la angustiante realidad que vive el rubro de la madera por estos días.

Todo eso, según explican los entendidos, es derivado de la despiadada guerra comercial entre Estados Unidos y China, la subida en el precio del dólar, la depreciación del peso chileno, entre otras razones.

Es por esta razón que la directiva de las pequeñas y medianas empresas madereras –Pymemad- acudió a la Seremi de Economía del Biobío para abordar la crisis. Junto a los representantes, acudió el diputado socialista Gastón Saavedra, quien pidió al gobierno que intervenga ante la problemática del gremio: “hace mucho se advirtió al equipo económico del Gobierno de los efectos de la guerra económica entre Estados Unidos y China, por ello ahora se hacen urgente medidas ante la baja del precio de cobre, el alza del valor del dólar, la falta de creación empleo y una economía que no está funcionando”.

El congresista del PS pide que el gobierno intervenga.

Asimismo, el parlamentario afirmó que en este momento de crisis se deben tomar “medidas tanto del sector público, inter ministerialmente se debe actuar y la colaboración entre privados, ya que los pequeños empresarios, que generan empleos y riquezas a las grandes empresas, necesitan ahora de su colaboración y que no se pierdan más puestos de trabajo”.

Quien entró en detalle sobre el estado actual de la situación fue el presidente Pymemad de Biobío y Ñuble, Michel Esquerré, quien explicó que se han “cerrado aproximadamente siete aserraderos, varias plantas han bajado turnos, despedido gente y vacaciones anticipadas, es decir llevamos unos 13 aserraderos afectados por estos problemas”. Respecto a la cantidad de desvinculaciones, el dirigente gremial confirmó “a los menos unos 300 despidos” en un rubro que genera cuatro mil empleos en la región.

En la reunión se comprometieron a tener respuestas a mediados de mes.

Terminada la reunión, el seremi de Economía Mauricio Gutiérrez afirmó que hay que tomar medidas en forma rápida, más allá de la mesa forestal: “hay que tomar resoluciones más de ‘shock’, tal como lo pidió el intendente Sergio Giacaman; que es mantener un diálogo directo con los dos actores de este mundo que son las pymes y las grandes empresas, para que no sean competencia entre ellos en estos momentos de crisis”.

De esta manera, quedaron en el compromiso de volver a reunirse a mediados de agosto, para que el gobierno pueda materializar este acercamiento y las medidas que se tomen a nivel ministerial puedan ir en ayuda de esta actividad empresarial en este momento crítico.

LA UNIÓN HACE LA FUERZA

En este marco de camaradería y apoyo en el momento complicado es que el Departamento de Aserraderos y Remanufactura de Corma Biobío y Ñuble convidó a 26 empresarios de las pymes madereras para generar una instancia de conocimiento y transferencia de mejores prácticas en el rubro, incluyendo nuevas tecnologías.

La visita se realizó en las plantas industriales de las empresas Kimwood y Arauco, con el objetivo que los pequeños empresarios conocieran ‘in situ’ la operación de maquinaria y tecnología de punta, así como modelos de gestión avanzados de la industria del aserrío.

Los participantes además tuvieron oportunidad de conocer el modelo de formación dual del Liceo Yungay, enfocado en la retención de jóvenes profesionales de nivel medio en la industria forestal regional.

Registro de la visita de los pequeños empresarios de la madera en las plantas Kimwood y Arauco.

Uno de los anfitriones, Ricardo Sánchez, gerente de planta de Kimwood, sostuvo que para la empresa “es importante mostrar el avance que hemos implementando y conocer la realidad de empresas de tamaño parecido. En general siempre se trabaja de forma bien aislada, por lo que se valora este tipo de acercamientos”.

En la misma línea, el gerente comercial de Maderas Pilguen, Felipe Enríquez Barrera, señaló que “fue una visita bastante interesante, porque nos sirve para ir sacando buenas ideas, así que me deja bastante conforme. Es muy relevante este tipo de instancias, conocernos entre las distintas empresas, ver las tecnologías que utilizan, y nos permite conversar sobre temas relacionados al mercado”.

Estos momentos de unión ante la adversidad del mercado son más que importantes, considerando que desde el año 2016 a la fecha son 35 las pymes madereras cerradas en la región.


  • Compartir:
etiquetas
gastón saavedraMadereros

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes