lunes 19 de agosto, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Noticias

“Profunda crisis de confianza”: País corrupto


 Por La Tribuna

Mario Ríos Santander

El Consejo para la Transparencia, ha dispuesto el camino a seguir en materia de administración pública. El documento, en manos del el Presidente, es de una contundencia necesaria. Recorre los tres poderes del Estado, gobiernos regionales y municipios. En suma, el aparato estatal completo, hoy tremendamente cuestionado. Entre líneas, haces un llamado a la moral pública, el cuidado de valores que representa el servicio público y que, por estar desaparecido, se hará necesario comenzar a legislar. Nos llenamos de leyes por culpa de quienes dejaron la moral, escondida en la casa.

Veamos.

1.- Fin al Nepotismo, entendiendo en ello, la contratación directa o por encargo, de parientes o/y amigos, por el solo hecho de serlo, sin tener en cuenta otros méritos. Acto impropio de quien lo solicita para parientes o amigos, como de quien los contrata.

2.- Considerar el, “tráfico de influencia, como antesala al soborno y cohecho”.

3.- La malversación de recursos públicos para lograr objetivos electorales personales.

4.- Prevaricar, hecho solo conocido en la aplicación de la justicia, se ha extendido a actos ejecutivos, de personeros ubicados en toda la línea política.

5.- Dedicación exclusiva de los parlamentarios en sus funciones como legisladores y fiscalizadores. Término de raíz a la función de gestores, hoy extendida a un alto porcentaje de sus tiempos parlamentarios, provocado con ello, distorsión en planes y programas públicos, entre otras situaciones negativas.

6.- Fin inmediato de la contratación de Consejeros Regionales por municipalidades. Dicho acto, caratulado como “tráfico de influencias”, genera la gravedad expuesta en el punto.

7.- La suma de casos irregulares en Poder Ejecutivo, Carabineros, Ejército, gobiernos regionales y municipios, suman hoy $ 380 537 000 000. Esta cifra, extremadamente elevada, da cuenta de las falencias producidas en la administración de platas públicas, incluyendo, la decadencia evidente de dicha administración al observar contrataciones de amigos y parientes, directo o por encargo, primera materia que observar. Los otros, ya descrito en los puntos anteriores, deberán ser agendados.

Es francamente lamentable que se recurra a nuevas leyes. Ello no ocurriría si la autoridad y el funcionario público, tuviese presente los asuntos que son propias de la moral y ética. Por ello, en los países de gran desarrollo, (Alemania, otros), los cuerpos legales son muy menores a los nuestros. Aquí al revés, hay que echar mano a ellos para evitar los males ya expresados. Al respecto, es admirable que cuerpos institucionales, gobiernos regionales y comunales, guarden silencio a todas estas inequidades administrativas, silencio que han guardado en otros ámbitos, como la huelga del profesorado, hecho este provocó gravísimos problemas familiares, ahondando la desigualdad social. ¿Por qué tanto silencio?


  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes