suscríbete al boletín diario

Noticias

Prevención de incendios forestales: cuidar lo que queremos

La falta de reacción organizada en comunidades ante los incendios forestales del 2017, en los que se quemaron más de 550 mil hectáreas de vegetación dio paso a la creación RPC chilena.


 Por La Tribuna

22-01-2019_21-58-571__5.1.jpg

La “Tormenta de fuego”, como se denominó a los mega incendios forestales que asolaron Chile el 2017, hizo observar el bajo involucramiento de los ciudadanos en materia de prevención y por ende, lo vulnerables que son las zonas de interfaz: aquellas donde la vegetación forestal está en contacto con construcciones y  personas que las habitan o trabajan. Un primer análisis de las forestales Arauco y Mininco y entidades no gubernamentales, determinó que eran al menos 300 las interfaces ligadas a su patrimonio con mayor riesgo para la vida humana y  allí decidimos  apoyar la creación de una inédita red que articulara a  vecinos y comunidades en torno a la prevención.

En la actualidad la Red de Prevención Comunitaria se extiende por 308 localidades de 73 comunas entre O´Higgins y Los Lagos, concentrándose más del 91% de su quehacer entre Biobío, Maule y Ñuble. La operatoria es simple, un equipo interdisciplinario de monitores se despliegan en las zonas, invitan a vecinos a conformar un Comité de Prevención el que de inmediato identifica los riesgos de su interfaz con ayuda de expertos, diseñando luego un plan local de prevención, con medidas para cada riesgo.

VOLUNTARIADO

Las medidas son acordadas voluntariamente con empresas eléctricas, sanitarias y forestales; municipios, Conaf, Onemi, gobernaciones, Bomberos, Carabineros y organizaciones sociales, entre otros.

De las 10.494 medidas diseñadas en los planes locales de prevención ejecutados, un 72% ya ha sido terminada y el avance global alcanza  el 82%. Al analizar cada medida según la entidad responsable de ella, se observa que en su mayoría los Comités son responsables o corresponsables, seguidos de los municipios, vecinos y recién en el cuarto lugar empresas forestales.

Lo anterior, porque los planes consideran junto a las medidas silvícolas tradicionales como poda, raleo, triturado o cortafuego, acciones de educación preventiva y también de reacción coordinada. La idea es que la comunidad  tenga conocimientos, se movilice y actúe para evitar la ocurrencia, pero si el fuego se desata, actúe de modo organizado y eficaz para protegerse y evitar daños.

“La industria forestal chilena es muy eficaz en la prevención y combate de incendios en sus predios, sin embargo la Tormenta de Fuego de 2017 reveló que las comunidades de las zonas de interfaz, esto es, donde conviven bosques y viviendas, no tenían  prácticas ni coordinación para evitar la ocurrencia de incendios y fue allí, en más de 300 localidades, donde decidimos centrar nuestro trabajo e invitamos a los vecinos a sumarse organizadamente a prevenirlos” explicó Héctor Jorquera uno de los coordinadores de la Red de Prevención Comunitaria.

En toda la provincia de Biobío hay 26 comités y de esos 8 comités están en la comuna de los Ángeles y es en la que funcionan más cantidad de comisiones.

En toda la provincia hay 1.482 medidas y de ese total 364 medidas se dieron en los comités de Los Ángeles.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes