suscríbete al boletín diario

Noticias

Fernando Peña, seremi Educación Biobío: “Con este proyecto se abrirán 10 mil vacantes para Biobío”

En entrevista con Diario la Tribuna el secretario regional ministerial de Educación, expuso el origen del proyecto que fue presentado por el propio Presidente de la República y que mantiene a toda la oposición movilizada en su contra.


 Por La Tribuna

17-01-2019_21-25-341__4.1.jpg

En medio de las polémicas por la difusión del proyecto Admisión Justa, el seremi de Educación Fernando Peña, se tomó el tiempo para explicar en qué consiste el proyecto y porqué el gobierno se ha empeñado en llevarlo adelante. 

“El proceso de admisión escolar que se estrenó el 2018 en la región del Biobío, tuvo varios factores y reunió cierta expectación porque era primer año en que esto se implementaba con una alta densidad poblacional, años anteriores se había implementado en regiones con menor población”, explicó el secretario ministerial.

Por lo mismo Peña lo señaló como “una prueba de fuego” tanto del sistema como en general en las conclusiones y los resultados. Según el seremi estos últimos habrían animado al gobierno y al sistema de educación en particular a generar este proyecto llamado admisión justa.

Para Peña la iniciativa busca  mejorar la Ley de Inclusión promulgada en el Gobierno de Bachelet que entre otras cosas crea el sistema de admisión escolar SAE, que acá en la región del Biobío se implementó durante el 2018 solamente para 5 niveles: prekinder, kínder, primero básico, séptimo básico y primero medio. 

“Postularon poco más de 135 mil familias en ese proceso. Lo preocupante es cuando ese proceso regular y complementario terminó, al 3 de enero había más de 3 mil familias sin una matrícula”, aseguró el seremi.

Para la autoridad esto era alarmante porque la gran mayoría de los relatos de las familias era sobre la preocupación que a ellos les generaba que no se considerara el mérito académico el esfuerzo de los alumnos y sobre todo las notas en séptimo básico para promoverse al resto de los cursos  y eso fue lo que fue dando forma y fundamentando este proyecto de Ley de admisión justa que lo que busca es considerar el mérito académico y permitirle a los establecimientos de alta exigencia que puedan seleccionar hasta el 100% de sus alumnos.

10 MIL VACANTES PARA BIOBÍO

En este punto el secretario regional ministerial compartió la realidad de Biobío.

“Acá en la región del Biobío, estamos hablando que si se aprobase la ley podríamos tener 28 establecimientos, 4 municipales y 24 particulares subvencionados, en categoría de alto desempeño que podrían ofrecer para el proceso regular  de este año de matrícula 2019 al 2020 más de 10 mil vacantes”.

La autoridad destacó que ”es un número importante de vacantes que se ofrecería a los apoderados con condiciones distintas donde efectivamente se reconoce la trayectoria educativa y sobre todo el mérito académico de los alumnos que obviamente han mostrado bueno resultados en enseñanza básica y eso para nosotros es importante porque las familias buscan que se reconozca el esfuerzo”, manifestó Peña.

DESMITIFICANDO LA FALSA INFORMACIÓN

Fernando Peña está ocupado en difundir la información que según él es la que corresponde al proyecto, para acallar así los dichos de la oposición que a su juicio sólo se ha empecinado en defender el proyecto que ellos ejecutaron.

“En ese sentido hemos ido desmitificando varias cosas. Primero de que obviamente este es un proyecto que busca aumentar la segregación y la verdad es que eso no solamente es un error sino que se aleja de lo que ha sido la implementación del sistema, porque en la práctica nada indica de que el sistema esté ayudando a incorporar la condiciones en el ingreso y en el acceso con la educación escolar”, explicó el seremi de Educación.

Tanto así que la autoridad aseguró que “de hecho tenemos incluso en algunas comunas indicios que la matrícula en algunos establecimientos públicos se va a ver perjudicada por la implementación del sistema”.

Peña aseguró que hubo un número importante de familias que antes estaban en la educación municipal y que ahora prefirió emigrar al mundo particular subvencionado por lo tanto nada indica de que las brechas socioeconómicas se vayan a eliminar solamente con los criterios de admisión que hoy día está en la ley de inclusión.

DENTRO DE LA REALIDAD INTERNACIONAL

El seremi comentó que la propuesta emplazada por el Presidente y la ministra Cubillos, no está fuera de la vivencia de otros países.

“Nosotros hemos querido enriquecer nuestra propuesta y este sistema para las familias tiene un alto valor con un componente que existe en la gran mayoría de los países en donde más del 38% son seleccionados. Donde existe selección, ese es el promedio, en Chile se pasó antes de la ley de inclusión solamente se permitía la selección en el 17% de la población y ahora se prohíbe”, declaró.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes