lee nuestra edición impresa

Noticias

Los desafíos de Quilleco: sin viviendas sociales desde hace dos décadas

Con apenas dos años al frente del municipio quillecano por primera vez, el alcalde Jaime Quilodrán manifestó cuáles han sido sus gestiones para avanzar frente a una de las deudas más profundas de la autoridad con los habitantes: la casa propia.


 Por La Tribuna

25-11-2018_19-11-461__5.1

Luego de la entrevista realizada en Radio San Cristóbal al ministro de Vivienda, Cristián Monckeberg, hace unos días, relevó, a raíz de la pregunta de un auditor, un serio problema presente en la comuna de Quilleco y que tiene relación con un tema sensible de desarrollo: la vivienda. Antes de comenzar el año 2000, fue la última vez que en dicha comuna de la región del Biobío se ejecutó la construcción de viviendas sociales. Ya trascurrido aproximadamente 20 años desde ese hecho, se ha configurado un duro escenario para revertir este problema. Bien lo sabe la administración municipal del alcalde Jaime Quilodrán y las familias pertenecientes a los comités existentes en esta comuna.

Según lo manifestaron desde el propio municipio, para ellos romper esta brecha sin duda no es ni ha sido una tarea sencilla. Se ha debido cambiar la forma en la que se trabajaba en materia de vivienda, gestionando constantemente en la búsqueda de soluciones, poniendo énfasis en dos aspectos fundamentales: por un lado, la labor realizada por el municipio y, por otro, coordinar con el constante trabajo que realizan los vecinos y vecinas de los 19 diferentes comités existentes en la comuna.

SE FORMA LA EGIS

En los primeros meses de gestión de la administración municipal, el edil Jaime Quilodrán formó la EGIS de vivienda, oficina que tiene como objetivo identificar a las personas sin vivienda propia en la comuna, guiarlas y canalizar cada etapa de las diferentes instancias de postulación que los acercan al sueño de la casa propia. También es al mismo tiempo la contraparte local y cercana para tener la información adecuada de iniciativas que nacen del Serviu y del Minvu. Esta no solo canaliza las postulaciones de comités, sino también de nuevas personas y grupos que postulan a proyectos DS1, DS49 o DS10 de habitabilidad rural por mencionar algunos.

Por otra parte, los comités que tantos años llevan trabajando por el mismo sueño son las piezas claves para que estos proyectos finalmente se concreten, son ellos los que deben cumplir todos los requisitos que exigen las diferentes etapas de los proyectos habitacionales.

El trabajo mancomunado entre municipio y comités se convierte entonces en una piedra angular para el éxito en vivienda, unión que aumenta las posibilidades de disminuir estas dos décadas sin construcción de viviendas sociales, las que han dejado aproximadamente a 800 familias quillecanas sin casa propia.

NUEVA ESPERANZA DE VILLA MERCEDES

El cambio en la forma de trabajo ya ha dado frutos: pronto comenzará la construcción del proyecto habitacional Nueva Esperanza de Villa Mercedes. Serán 50 familias las que por fin tendrán una vivienda propia, ellos representan la luz de esperanza para muchas familias que ven en esta forma de trabajar y avanzar juntos cómo el sueño sí puede ser una realidad.

Trabajo incansable del edil quillecano que no ha estado exento de dificultades, pero que ha tenido el apoyo y respaldo de ministros y diputados, autoridades que han visto en esta demanda una sensible problemática que debe tener solución, la que requiere de unificar esfuerzos para tener una solución sería y responsable para las familias.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes