lee nuestra edición impresa

Noticias

Mujer de Negrete acusa a hospital de Los Ángeles por mal procedimiento en supuesto robo

En medio del horario de atención una funcionaria denunció el hurto de un celular. Acusada tuvo que desnudar a su hijo para corroborar que no lo tenía en su poder.


 Por La Tribuna

21-11-2018_21-02-521__7.1

Horas de temor y angustia declaró haber vivido Laura Sepúlveda de La Fuente y su familia hace un par de semanas en el complejo asistencial de Los Ángeles, cuando fue acusada de robar un celular desde un módulo de atención.

Esto ocurrió mientras se encontraba en compañía de sus hijos solicitando una hora dental, momento en que una funcionaria de un mesón hizo este anuncio apuntando hacia ella y su familia como responsables, solicitando en el lugar presencia de Carabineros y guardias de seguridad.

La mujer, quien vive actualmente en la comuna de Negrete, explicó que en este procedimiento tanto ella como su esposo e hijos, vivieron complejas horas de presión debido a que fueron acusados por los guardias de seguridad.

“En un inicio apuntaron a mi esposo como culpable, luego de ello continuaron conmigo y por último los niños. Todo esto en presencia de todo el público que estaba en el lugar, por ello, les pedí un poco de privacidad ya que era un asunto que nos causó temor a todos”.

En medio de esto, hasta el lugar accedió además Carabineros de la Primera Comisaría de Los Ángeles, quienes continuaron realizando las consultas a esta familia, los que negaron una vez más haber cometido el robo.

“Por más que nos negamos, Carabineros siguió con el procedimiento, le pedimos que nos llevara a otro lugar y continuamos con el procedimiento que para nosotros fue muy angustiante”.

Al ser trasladados hasta otra oficina, Laura manifestó en un intento desesperado por hacer entender que su familia no tenía este aparato tuvo que desnudar a su hijo para que Carabineros comprendiera que no lo tenían en su poder “no vi otra alternativa de hacerlos creer y no estoy en contra del procedimiento de los funcionarios, pero creo que no fue la manera adecuada. De ninguna de las partes, por ello quiero dar a conocer este caso”.

BÚSQUEDA DE LIMPIAR SU NOMBRE        

Posterior a esto y con el trascurso de los días la afectada continúo un proceso en un afán de aclarar la situación, dando a entender que ella y su familia no estaban involucrados.

Por ello –según relató- se acercó a Sernac, quienes le indicaron que no podían acoger este tipo de denuncias, pasando a realizar un reclamo al mismo centro asistencial, donde, al paso de los días, fue atendida por el director del hospital.

Además de esto, también acudió con su hijo a una oficina de OPD en la comuna de Negrete para corroborar si este hecho causó algún trauma en la vida del menor de 14 años.

“Quiero que esto se haga público, porque yo me entrevisté con el director del hospital, quien me dijo que no estaba al tanto, ya que cuando sucedió esto él estaba de vacaciones.

Igualmente, él me deja ver que no había revisado cámaras, que no ha investigado nada y sólo se entrevistó conmigo para dejarme tranquila sin darme ninguna respuesta favorable a lo que nos pasó y cómo se nos vulneró”.

Al respecto, la afectada agregó que el director del complejo asistencial manifestó que las disculpas por los daños ocasionados las debía pedir Carabineros.

“Sobre esto, yo le dije a él que Carabineros no me puede pedir disculpas por una acusación que me estaba haciendo una funcionaria de su hospital, porque si ellos llamaron para este procedimiento que tampoco encuentro adecuado, ellos deben dar la cara”, sentenció la mujer.

RESPUESTAS DE LOS ORGANISMOS INVOLUCRADOS

Al respecto de la situación que ocurrió el pasado 5 de octubre y causó bastante pesar familiar, el hospital manifestó mediante un comunicado que “el procedimiento que se llevó a cabo en relación al hurto de un celular desde el escritorio de la oficina de módulo de Oftalmología de nuestro recinto asistencial, se ajustó a los procedimientos internos que como establecimiento tenemos frente a estos casos”.

Además de ello, agregaron que una vez ocurrido el hurto del celular, se informó a Carabineros quienes tomaron conocimiento del hecho y ejecutaron el procedimiento de acuerdo a sus protocolos, además manifestaron que la afectada fue recibida por la jefa de admisión y el director del centro, quienes explicaron el procedimiento y lamentaron la situación en la que se vio afectada.

En tanto, al realizar las consultas respectivas con Carabineros de la Primera Comisaría, el teniente coronel Alejandro Halabi declaró que “de existir una denuncia ante este procedimiento, esto será analizado por la institución, para estudiar las consecuencias en la que se llevó a cabo y conocer cómo operaron los funcionarios de Carabineros”.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes