lee nuestra edición impresa

Noticias

Tranquilo fin de semana largo en el cementerio general

Pese a la gran cantidad de público, no hubo mayores complicaciones en el principal camposanto angelino.


 Por La Tribuna

04-11-2018_18-40-461__6.1

Un tranquilo fin de semana se vivió en Los Ángeles en el cementerio general.

La gran cantidad de público no fue impedimento para tener una jornada sin mayores inconvenientes.

Filas interminables de autos, largos hilos de gente por los costados de las avenidas colindantes con los cementerios era el panorama que se vivía el pasado 1 de noviembre en Los Ángeles.

El comercio agolpado cual feria ofrecía distinto productos, desde comidas, frutas, almuerzo, hasta cables, aparatos electrónicos o incluso camisetas de equipos de fútbol, la más cotizada, la de Alexis Sánchez del Manchester United.

Pero ya más cerca del cementerio general aparecía la verdadera razón de la celebración, se abría paso a la venta de flores de distinto tipo y velas para quienes quisieran decorar. 

El administrador del cementerio general, Alfonso Arriagada, comentó que "nosotros tenemos, como todos los años tenemos abiertas las puertas desde las 7 de la mañana hasta las 20 horas. Todos los años tenemos ese horario".

Asimismo, dijo que durante los otros días la variable de público cambiaría respecto del clima.

Igualmente dijo que no se vieron sobrepasados, debido a que "como es un fin de semana largo, la gente se distribuye en el tiempo".

A su vez, detalló que llegó bastante marco de público durante el 1 de noviembre, el que sería en el orden de uno 3 mil o 4 mil personas.

"Fue una jornada tranquila, afortunadamente no hizo calor, así que no hubo problemas de presión. Siempre pedimos la ayuda y colaboración de Cruz Roja que de alguna forma nos ayuda en eso y dar primeros auxilios en caso de cualquier cosa. Este año afortunadamente no hemos tenido nada", dijo.

Fueron 24 los funcionarios que trabajaron en el recinto con horario continuado en las oficinas para atender al público en turnos especiales.

PÚBLICO VISITANTE

Karen y su familia fue uno de los que fielmente fue al cementerio general a visitar a sus deudos, explicó que el precio de las flores estaba  a valor normal. "Venimos todos los años. Ahora está algo copado de gente, aunque siempre es lo mismo", explicó.

Cuenta que el panorama siempre es el mismo, ir al cementerio católico y luego al general: "Venimos a dejar flores a abuelos, tíos y familiares en general".

Asimismo, la señora Ema Ortega, explicó que "siempre vengo, aunque a veces por enfermedad no puedo, aunque ahora vengo más seguido".

Cuenta que pese a que había una gran aglomeración de público, es poco considerando la gente que llega en horas de la mañana.

Igualmente dijo que "vengo a visitar a mi mamá y mis abuelos".

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes