lee nuestra edición impresa

Medio Ambiente

Apoyan propuesta de expropiar derechos de agua cuando se requiera para consumo humano

La normativa actual considera la entrega de mecanismos para traspasar el uso del recurso hídrico, de manera que los sectores prioritarios aseguren su acceso.


 Por Jorge Guzmán B.

foto derechos de agua 2
Desde la Asociación de Canalistas del Laja criticaron la falta de inversiones por parte del Estado para aumentar la oferta hídrica, a través de la creación de infraestructura que ayude a aprovechar mejor el recurso.

Voceros de las Asociaciones de Canalistas del Laja y de Biobío-Negrete apoyaron propuesta del candidato a la presidencia, José Antonio Kast de expropiar derechos de agua a usuarios cuando fuera necesario para usos más urgentes.  Se trata de una iniciativa que se enmarca en la normativa actual y que están de acuerdo en aplicar cuando la situación hídrica del país lo amerite y se respeten los organismos que regulan estas cuencas.

El administrador de la Asociación de Canalistas Biobío-Negrete, Juan Vallejos, señaló a diario La Tribuna que “el candidato Kast dijo que la legislación del Código de Aguas actual permite, con ciertos trámites previos, la expropiación de Derechos de Agua, de manera que sean destinados a consumos más prioritarios de los que se hagan uso en un momento dado, lo que es posible hoy, es una atribución del Presidente de la República, y en ese sentido lo que dijo es que eso hoy se puede hacer”.

El presidente de la Junta de Vigilancia del río Biobío expresó que “lo importante es ver cuánto se pagará por esa agua, porque se va a dejar de utilizar en un sector productivo, para hacer uso de este recurso en otra área, que tendría prioridad, cosa que tiene que darse de esta manera, la prioridad siempre ha sido el consumo humano por sobre los otros usos”. Vallejos dijo que “frente a necesidades más importantes que las productivas, si se tuvieran que expropiar derechos, yo creo que está bien, bajo dichas condiciones”. El vocero canalista dijo que “lo que no se puede hacer es confiscar los derechos de agua sin ningún pago de por medio, porque seguramente habrá inversiones asociadas al uso de derechos de agua, con los cuales dichas personas van a dejar de contar y esa pérdida no puede ser de un sector, sino que el Estado tiene que asumirla, con el foco en abastecer a la población”.

GESTIÓN HÍDRICA

Respecto a la posibilidad de que sea el Estado quien vele por la mantención de los recursos hídricos del país, el administrador de la Asociación de Canalistas Biobío-Negrete explicó que “el Estado no es un buen administrador ni gestionador, el Estado debe cumplir una función regulatoria y dar el marco en el que las instituciones dentro del país tengan que moverse, pero lo que necesitamos al día de hoy es tener una legislación muy clara que deje bien establecido qué se quiere proteger y priorizar, para que las instituciones que tenemos, como las Juntas de Vigilancia, los usuarios hidroeléctricos, de consumo humano o cualquier otro tipo de uso y prioridad, de manera que todos funcionen correctamente, no cederle la administración ni gestión de las aguas al Estado, porque va cambiando cada cuatro años y no pueden tener una línea de trabajo constante debido a esto mismo”.

El gerente de la Asociación de Canalistas del Laja, Héctor Sanhueza, comentó “la figura de la expropiación existe hoy en el Código de Aguas y existe en tanto el bien común requiera disponer de un recurso y dicho recurso tiene un dueño, razón por la cual el Estado expropia eso para solucionar el problema de la sociedad y no cargarle esa solución a una persona, por ejemplo, si una ciudad necesita agua y esta está disponible en un titular, lo lógico es que el Estado expropie esa agua, por lo que no es una propuesta nueva, ya está en la legislación vigente”. El vocero de Canalistas del Laja dijo que “el no uso de los derechos de agua es evaluado por la Dirección General de Aguas y si no fueron utilizados se cursan multas para desincentivar a esos titulares mantener esos derechos sin uso”.

FALTAN PROPUESTAS PARA ENFRENTAR LA SEQUÍA

Respecto a los puntos que Sanhueza considera que necesitan ser abordados, pero no lo han sido, habló de “la falta de iniciativas para aumentar la oferta hídrica, y eso se aumenta con inversiones en embalses, considerando que nuestro país tiene un clima mediterráneo, con estaciones muy marcadas, donde parte importante del año hay exceso de agua, con lluvias y escasez de la misma durante primavera y verano”. Sanhueza aseguró que “la manera de pasar la época de escasez a una época de abundancia es con inversión: construyendo embalses, mejorando la infraestructura actual de forma de minimizar las pérdidas en la conducción y todo eso implica que podremos ofrecerle a la sociedad una mayor cantidad de recursos hídricos”. Además, el vocero de la Asociación de Canalistas del Laja considera que a los candidatos “les falta hablar de un orden administrativo, es decir, cómo el Estado interviene en la distribución del agua, porque al día de hoy hay más 30 organismos públicos que no permiten tener una referencia de dónde hacer una gobernanza administrativa y eso impide que haya una mayor coordinación en esta materia”.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
etiquetas
asociacion de canalistas biobio negreteasociacion de canalistas del lajaCanalistascodigo de aguasderechos de aguaescasez hidricaescasez hidrica biobioescasez hidrica chileJose Antonio Kastjunta de vigilancia rio biobiokast

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes