suscríbete al boletín diario

Los Ángeles

Gremio de la Construcción de Los Ángeles reafirma su compromiso con la seguridad de sus trabajadores

Los turnos, horarios de ingresos diferidos, refuerzo de medidas de higiene; así como la restructuración de espacios de trabajos son las medidas más implementadas.


 Por La Tribuna

WhatsApp Image 2020-05-07 at 17.26.02

Desde el inicio de la pandemia de COVID-19 en el país, la Cámara Chilena de la Construcción se propuso proteger de manera efectiva a los trabajadores de las empresas asociadas con el objetivo de asegurar la continuidad de la mayor cantidad de obras posibles y de esa manera cuidar los puestos de trabajo que ofrece el rubro, que en la provincia llegan a los 15 mil aproximadamente.

Por eso se implementó el Protocolo Sanitario para las Obras de Construcción, que en sus diferentes ediciones busca establecer pasos y reglamentos de seguridad en todas las etapas de la faena, desde el traslado al lugar de trabajo, pasando por la limpieza de los instrumentos, la hora de colación, la conformación de cuadrillas y el regreso a casa, hasta los elementos de seguridad personal que se deben utilizar.

“Tal como se esperaba, la respuesta de las empresas fue inmediata y se comenzaron a aplicar rápidamente las sugerencias del protocolo. Como resultado, por el momento ninguna obra de la provincia ha debido ser detenida y se han logrado mantener miles de puestos de trabajo que benefician a las familias de la zona”, explicó el presidente de CChC Los Ángeles, Gerardo Godoy.

“El compromiso del gremio con la seguridad de los trabajadores fue comprobado a través de una encuesta impulsada por el Comité de Proveedores, Especialistas e Industriales que encabeza Claudia Figueroa, de la empresa Hormibal, la cual fue aplicada por el área de estudios de la Cámara Chilena de la Construcción Los Ángeles”, añadió.

PRIORIDAD: CUIDADO DE LAS PERSONAS

El estudio observó que, si bien existen diferentes medidas adoptadas por las empresas, dependiendo del rubro o la actividad que ésta realiza, la prioridad de todas está en las medidas que aseguran el cuidado de las personas. En ese sentido, se obtuvo que los implementos de protección, como las mascarillas y guantes, fueron el punto de partida en las obras, pero también se agregaron medidas de protección al empleo para evitar los despidos y se crearon fondos instituciones para los funcionarios que debieron enfrentar la suspensión laboral.

Otra medida destacada fue la flexibilidad en los horarios y turnos para evitar que los trabajadores y trabajadoras se desplacen hacia sus lugares de labor a la hora de más tránsito de personas.

Por otra parte, la mayoría de las empresas logró establecer la modalidad de teletrabajo para sus funcionarios administrativos, como también se ha podido realizar una cuarentena preventiva para los grupos de riesgo, como son las personas de más de 65 años o quienes padecen enfermedades crónicas.

El área de retail y los distribuidores que cuentan con punto de venta, por su parte, incorporaron la seguridad de los clientes como una prioridad. Se evidenciaron medidas para evitar la excesiva concentración de personas utilizando marcas que aseguraran la separación de al menos 1.5 metros entre personas, sanitización de clientes y funcionarios antes del ingreso a los locales, número controlado de personas al interior de las salas de venta y sanitización efectiva de los productos que se despachan a las direcciones de los clientes.

BUENAS PRÁCTICAS

Una de las empresas socias de CChC que adoptó inmediatamente las medidas de seguridad del protocolo sanitario fue la Agrícola y Forestal Bagaro. Su gerente general, José Basauri, explica algunas de las acciones: “Lo primero que se hizo es que la gente de más de 60 años y a las personas con patologías crónicas las enviamos a casa, lo mismo que a las personas que trabajan en la oficina. Así minimizamos la cantidad de gente circulando. En la planta se les toma la temperatura a las personas que entran. También suspendimos el casino y estamos dando colación en el lugar de trabajo, con la distancia mínima de dos metros entre trabajadores”, comentó.

La empresa forestal implementó un sistema para diferenciar las mascarillas por día.

Por su parte, la empresa Serviterra, también optó por pedirles a enfermos crónicos y trabajadores de la tercera edad permanecer en casas. “En lo más complicado, que es el traslado en buses, pedimos el uso de mascarillas y con la menor cantidad de personas en el minibús. Además, identificamos los asientos en el caso de existir algún contagio”, comentó su gerente general, Pablo Morgado.

La firma de infraestructura controla periódicamente a sus trabajadores. Otra empresa que ha tomado las medidas necesarias es Dadelco, la cual es una de las primeras en firmar el Compromiso CChC con el Protocolo Sanitario. “En el ingreso de la obra controlamos la temperatura y le hacemos un cuestionario a los maestros sobre los síntomas que han presentado en las últimas 24 horas. Adicionalmente está el lavado de manos y la sanitización de toda la faena dos veces al día. También identificamos a nuestros grupos de riesgo para que pudieran tomarse la cuarentena preventiva y diferimos los horarios de ingreso y los horarios de colación. Por último, tenemos una sala de aislamiento por si alguien presenta síntomas”, expresó Rodrigo Araneda desde la firma.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes