suscríbete al boletín diario

Los Ángeles

PROMASA denunció ante fiscalía hechos de violencia contra sus instalaciones

La empresa aseguró que sus recintos han sufrido desde destrozos hasta disparos con balines de acero


 Por La Tribuna

1

Por diez días se extiende la huelga legal de un grupo de trabajadores sindicalizados de la maderera, quienes tienen un petitorio de 33 puntos, que busca, en resumen, mejoras salariales y laborales.

Los empleados que adhieren a esta medida de presión denunciaron hoy ante la Dirección del Trabajo, que en el marco del proceso de negociación reglada, la compañía realizó “descuentos injustificados y arbitrarios en las remuneraciones de todos los miembros del sindicato”, acto que calificaron como ilegal.

Al margen de lo anterior, a través de un comunicado de prensa,Promasa informó que “persisten los hechos graves de violencia contra sus instalaciones y trabajadores no sindicalizados, en el marco de una huelga legal que sostiene el 30% de su dotación”.  

El escrito señala que “en las últimas horas se han registrado nuevos atentados a instalaciones eléctricas, robo y daño de equipos, severos daños al sistema de protección contra incendios, destrucción de más de 20 cámaras de seguridad y generadores. Incluso, esto obligó a una parada de emergencia de la caldera. Esto se suma a piedrazos a buses (de trabajadores y contratistas), a oficinas y al personal de seguridad, además de bloqueos de accesos que se habían registrado en días anteriores”.

Y añade que “estos hechos delictuales mantienen severamente comprometida la integridad de quienes quieren ejercer su legítimo derecho a trabajar. La empresa ingresó el día de ayer la denuncia correspondiente por estos delitos en Fiscalía, y asimismo una querella criminal contra quienes resulten responsables por disparos con balines de acero dirigidos a algunas de sus oficinas”.

Consultado al respecto, Claudio Higueras, presidente del sindicato de la maderera “la empresa no se ha manifestado y a lo mejor la gente por la rabia que tiene por su sueldo que no fue pagado, a lo mejor quiso tomar alguna represalia, pero gente del sindicato, de la directiva, logró controlar un poco el ambiente. Pero yo no puedo apuntar a ningún trabajador que hizo algo”.

El líder de los empleados aseguró que las manifestaciones quedaron suspendidas, hasta nuevo aviso.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes