suscríbete al boletín diario

Los Ángeles

Transportistas complicados por pasajeros que no quieren usar mascarilla

En la provincia de Biobío ya se han cursado tres sumarios por no uso del implemento de protección


 Por La Tribuna

0fdb911b-7684-40b1-9f85-88c078134c75

Un total de 2426 personas han sido fiscalizadas por funcionarios de la autoridad sanitaria en el marco de la Resolución Exenta 282 del Ministerio de Salud, que hace obligatorio el uso de mascarillas en el transporte de pasajeros, tanto público como privado, para conductores y usuarios.

Del los fiscalizados, 3 personas han sido descubiertas incumpliendo la medida, ante lo cual se les inició un sumario sanitario, cuya sanción podría llegar a los 2 millones y medio de pesos.

Pero probablemente el número de investigaciones no alcanza a revelar lo que ocurre a diario en la locomoción colectiva, donde los choferes se ven enfrentados muchas veces a pasajeros que simplemente no obedecen la norma.

Juan Zapata, presidente de la Asociación de Dueños de Taxibuses de Los Ángeles, explicó que “nosotros, la instrucción que tenemos, es que solo podemos sugerir el uso de la mascarilla, ya que hemos tenido problemas con algunos usuarios y el conductor, entonces desde la Seremi de Transporte se nos dio ese protocolo. Por ahora se hace difícil obligar, solo pedir a los usuarios que entre todos tenemos que cuidarnos”.

Consultado al respecto el seremi de Transportes en Biobío, Jaime Aravena, indicó que efectivamente, solamente los fiscalizadores pueden exigir el uso del implemento, por ello, sostuvo que “el llamado que hacemos, es primero a que los usuarios del transporte público la usen, sino, se exponen al sumario sanitario que puede terminar con multas bastante importantes”.

Y añadió que a lo mucho, un conductor podría negarse a parar cuando un pasajero va sin mascarilla, pero enfatizó en que las personas no debieran llegar a ese extremo, más bien, a tomar las debidas precauciones por su propia salud.

En la misma línea el delegado provincial de la Seremi de Salud en la Provincia de Biobío, Cristóbal Vidal, reiteró el llamado a la ciudadanía de cumplir con esta normativa que va en directa relación de proteger tanto a pasajeros como conductores, de contagios por Covid-19, considerando el alto número de personas que se movilizan en distintos vehículos de transporte en la provincia, y la proximidad física que deben tener al momento de utilizar estos móviles.

PROTOCOLO DE SANITIZACIÓN

Otro inconveniente que han sufrido los transportistas locales, dice relación con los protocolos de sanitización de sus máquinas, el que es fiscalizado por la Seremi de Salud en los distintos terminales.

“Nos piden una serie de protocolos para poder operar, nos exigen líquidos que no hay a la venta o que se hace muy difícil de tener, y así varias cosas, y lamentablemente la cantidad de pasajeros es cada vez menor”, lamentó Zapata.

El seremi de Transporte recalcó que esta es una obligación dictada por la autoridad sanitaria, extensiva a buses y taxicolectivos, que se debe cumplir.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes